, ,

El Centro Médico Teknon realiza operación pionera con robot que consigue curar la epilepsia al 80% de los pacientes

This post was originally published on this site
 robot que consigue curar la epilepsia

robot que consigue curar la epilepsia

El Centro Médico Teknon ha realizado una operación pionera con robot a 15 pacientes para lograr curar la epilepsia, de los cuales el 80% se ha curado. La intervención consiste en que el robot permite colocar entre 7 y 20 electrodos dentro del cerebro para identificar la zona exacta que causa las crisis epilépticas, y de esta forma poder extirparla después con precisión submilimétrica.

El Centro Médico Teknon de Barcelona ha operado con la ayuda de un robot neuroquirúrgico de alta precisión el cerebro de 15 pacientes con epilepsia durante el último año, un 80% de los cuales se han podido curar tras someterse al procedimiento, pionero en España.

En declaraciones a Europa Press, el neurólogo epileptólogo Antonio Russi ha explicado que la operación se dirige “al 20%-30% de los enfermos de epilepsia que no mejoran tras ser tratados con fármacos”, y que los resultados son mucho mejores si se aplica a los dos años del diagnóstico porque el tiempo es un factor pronóstico.

La intervención del robot permite colocar entre 7 y 20 electrodos dentro del cerebro para determinar la zona exacta que causa las crisis epilépticas y extirparla después con precisión submilimétrica: “El robot nos marca la dirección y profundidad adecuada, pero la técnica final siempre la hace el neurocirujano”, ha dicho el neurocirujano Bartolomé Oliver.

Más precisión y seguridad

A diferencia de otras técnicas utilizadas anteriormente, el sistema robótico ‘Neuromate Renishaw’ es menos invasivo y permite realizar una operación con “más precisión y seguridad”, lo que facilita el tratamiento de casos más complicados y que incluso se podían considerar inoperables hasta ahora.

“El sistema permite planificar las trayectorias de los electrodos intracraneales y eliminar la posibilidad de que colisionen con algún vaso del cerebro para evitar problemas intraoperatorios”, ha sostenido, al destacar que cuentan con imágenes virtuales e imágenes reales del paciente para poder trabajar.

El procedimiento consigue hacer desaparecer de forma completa las crisis epilépticas en ocho de cada diez pacientes con epilepsia del lóbulo temporal, que es la más frecuente, y permite mejorar la enfermedad al 20% restante combinándolo con fármacos, según ha especificado el neurocirujano.