Escucha este artículo

Es en una época en la que los valores generacionales se distancian cada vez más. Las virtudes del viejo mundo, de nuestros antepasados chocan ahora con un renacimiento de la masculinidad. Buscamos abrazar el carácter atemporal de ese pasado y adaptarnos a la innovación. A medida que la humanidad avanza, los rasgos de un caballero deben seguir manteniendo su curso. Es responsabilidad de la generación en ejercicio preservar estos derechos de paso. Un traje inaugural y el primer par de elegantes zapatos de cuero superan la brecha entre esos padres y sus hijos.