, ,

TECNOLOGÍA: Ripple, una auténtica revolución

Todas las civilizaciones han creado música. Des de las más antiguas, hasta las más actuales. La música es una de las mayores y más importantes maneras que tiene el ser humano para expresarse y representar sentimientos y emociones. La música es para muchos de vital importancia. Y es una de las piezas más queridas de la cultura. Pues parte de los que nos hace ser humanos es la música. Es un lenguaje que nos hace comunicar con cualquier parte del mundo. Es una experiencia más que nos regala la vida. Pero, por un momento vamos a imaginarnos que no podemos escucharla ni sentirla. Desafortunadamente hay muchas personas en este mundo que nunca podrán escuchar música.

“If confronted with speaker vibrations and oscilloscopes showing sound wave patterns, it is possible for those with little to no hearing understand and enjoy music. The concept is an attempt at making music “readable” through a small object.” ~ Jackson McConnell

La música puede emocionar, enseñar, entretener y comunicarse de manera que otros medios nunca podrán hacer. Este asombroso concepto fue diseñado por Jackson McConnell. Lo q nos propone es que podamos tocar la música. Pero no a través de instrumentos si no a través de las ondas que desprende. Es un objeto especialmente diseñado para personas con discapacidad auditiva aunque, también se ha convertido en un objeto de deseo para todo aquel que quiera experimentar la música de una manera diferente.

Este especial objeto lo han bautizado como Ripple y está diseñado por Jackson McCaussell. La base de este musical producto son las agujas fluctuantes que emiten vibraciones como ondas sonoras. Éstas serán las que puedan ser tocadas por el consumidor. Pero no solamente se podrán tocar sino que también se podrán observar gracias a un osciloscopio.

Aunque seguro que algún día este producto podría revolucionar la forma en la que las personas sordas disfruten de la música desafortunadamente el altavoz de Ripple es un concepto solamente y no está disponible para la compra. Aunque sí que hay algunos oradores similares.