Entradas

,

Colección de Casa Cacao – Orígenes Chocolate

Colección de Casa Cacao

Orígenes Chocolate

6 TABLETAS CHOCOLATE NEGRO

Colección Orígenes Chocolate Negro

PRECIO: 50,00 €

DESCRIPCIÓN

Colección de Casa Cacao que incluye 6 tabletas de chocolate negro de 80g de los siguientes orígenes:

Comunidad Arhuaca de Catanzama, Sierra Nevada, Colombia, 2018, 72%

D.O. Los Bejucos, República Dominicana, 2019, 80%

Comunidades de Awajún de UTT, Temashnum, Sukuta y Nuevo Salem, Región Amazonas, Perú, 2019, 74%

Hacienda Victoria, Ecuador 2019, 68%

Hacienda Cacao Caribe, Las Trincheras, Venezuela, 2018, 70%

Coop. Norandino, Piura, Perú, 2019, 66%

Peso Neto: 480 g.

6 TABLETAS CHOCOLATE CON LECHE

Colección Orígenes Chocolate con Leche

PRECIO: 45,00 €

DESCRIPCIÓN

Colección de Casa Cacao que incluye 6 tabletas de chocolate con leche de 80g de los siguientes orígenes:

Comunidad Arhuaca de Catanzama, Sierra Nevada, Colombia, 2018, 52% con Leche de Vaca

D.O. Los Bejucos, República Dominicana, 2019, 50% con Leche de Oveja

Comunidades Awajún de Utt, Temashnum, Sukuta y Nuevo Salem, Región Amazonas, Perú, 2019, 48% con Leche de Vaca

Hacienda Victoria, Ecuador 2019, 55% con Leche de Cabra

Hacienda Cacao Caribe, Las Trincheras, Venezuela, 2018, 60% con Leche de Vaca

Coop. Norandino, Piura Perú, 2019, 45% con Leche de Vaca

Peso Neto: 480 g.

Alérgenos: leche.
Puede contener trazas de: frutos secos, leche, gluten y soja.

, , , , , ,

Descubre la Hotel Boutique “Casa Cacao” de Jordi Roca en Girona

La chocolatería, obrador y tienda de Jordi Roca y el hotel dirigido por Anna Payet abrieron al público el pasado sábado. Las reservas para el hotel de Girona ya pueden efectuarse a través del correo info@hotelcasacacao.com – casacacaogirona.com

Nos falta poco para abrir el Hotel Casa Cacao. Estamos trabajando con ilusión y compromiso ultimando todos los detalles con mucho cuidado, para que pueda sentirse como en casa.
Ya sea como complemento de una experiencia en El Celler de Can Roca o de una mágica visita a la ciudad de Girona, aquí encontrará un espacio acogedor con 15 habitaciones cálidas, amplias y confortables, en el corazón de Girona, con una espléndida terraza donde podrá desayunar o relajarse contemplando unas maravillosas vistas del casco antiguo.

Descubre la “Casa Cacao” de Jordi Roca en Girona

Casa Cacao se encuentra situada en un céntrico y emblemático edificio de la Plaza de Catalunya de Girona. El proyecto de interiorismo ha sido realizado por Sandra Tarruella Interioristas, la ejecución de la obra por Arcadi Pla, y el proyecto arquitectónico ha sido encargado a Callís Marès Arquitectes. La planta baja cuenta con un obrador de chocolate, una tienda y una chocolatería, un sueño hecho realidad para Jordi Roca que soñaba desde hacía años con tener una fábrica de chocolate donde poder llevar a cabo sus propias elaboraciones.

El obrador dispone de un espacio visible a pie de calle que muestra cómo se trabaja y se elabora el cacao desde el grano al chocolate. La tienda permite poderse llevar a casa o en la maleta las chocolatessens de Casa Cacao. Los productos están empaquetados con materiales que provienen del reciclado de fibras de cacao.
En la chocolatería se pueden degustar elaboraciones de chocolate con cacao de origen de alta calidad, en forma de bebidas frías y calientes o elaboraciones sólidas, además de una cuidada oferta de pastelería con el sello Roca.

“Hace años que los clientes del restaurante nos animaban a abrir un pequeño hotel. Éste, es una prolongación de la hospitalidad y el modo de servir del propio El Celler de Can Roca, con lo que cerraremos un círculo. No pretendemos otra cosa que nuestros huéspedes, sean o no clientes del restaurante, se sientan como en casa”.

Situada en la planta superior, la terraza es un espacio de uso exclusivo para los clientes del hotel en la que podrán disfrutar de unos sabrosos desayunos basados en productos de proximidad y, como no podría ser de otra manera, en las elaboraciones de chocolate del propio obrador de Casa Cacao en la planta baja. También desde la terraza, los huéspedes podrán divisar una de las mejores vistas de la ciudad de Girona, el Barri Vell.

CASA CACAO | La fábrica de chocolate de Jordi Roca
«Es un sueño hecho realidad. La idea del proyecto nació cuando un día en el restaurante nos planteamos un reto con mis hermanos: ¿Podemos hacer chocolate en casa? Y lo hicimos, en El Celler, y estaba bueno. El experimento coincidió con la reincorporación en nuestro equipo de Damian Allsop, que había sido mi maestro en el mundo dulce. La especialización en chocolate que desarrolló después de su primera etapa con nosotros le llevó a trabajar con chocolate, pero ni él ni yo lo habíamos elaborado desde cero jamás. Este ha sido un nuevo reto para ambos.

La filosofía del reto que nos empuja entiende la elaboración del chocolate como un círculo perfecto. A diferencia de otras propuestas existentes en el mercado, lo que queremos hacer en Casa Cacao equivaldría, si ésta fuera un gastrobar de bocadillos, a escoger las harinas y las levaduras para elaborar el pan en casa y después pensar en la elaboración del bocadillo.
Invitamos a pie de calle a disfrutar del proceso de elaboración del chocolate desde el grano o el haba de cacao. La gente puede ver cómo trabajamos a través de las cristaleras que dan a la fachada lateral. Queremos compartir con nuestros visitantes la elaboración desde su punto 0, hacer pedagogía no sólo
de la belleza de este producto y sus transformaciones.

También sobre la amplia gama de sabores de los granos de cacao que hemos conocido. Además de dulce o amargo, el chocolate puede ser ácido o afrutado y tener otros mil acentos con los que jugaremos. Puede incluso tener un color claro como el del  chocolate con leche, aún en su formato con un 80% de cacao, si utilizamos una variedad de cacao blanco. Los sentidos de quienes nos visiten se verán sorprendidos y descubrirán cosas nuevas sobre esta maravillosa materia prima que puede transformar, ya sea vigorizando o relajando, el estado de ánimo de
quién lo toma”.  Jordi Roca

, , , , , , , ,

El hermanos Roca abrirán un bar de vinos naturales y tapas en el casco antiguo de Girona

Los Roca abrirán un bar de tapas en Girona

Josep Roca encabeza el proyecto que se ubicará en la plaza de los Mercaderes, con una capacidad de poco más de cuarenta sillas con platos de los años 70 de Can Roca como calamares a la romana pero también tortitas de camarón y vinos catalanes y andaluces

Josep Roca (Llibert Teixidó)

Les han propuesto hasta la saciedad abrir restaurantes, bares, coctelererías y todo tipo de establecimientos vinculados a la restauración en los más variados rincones del planeta. Pero los hermanos Roca se resisten. Sin embargo, poquito a poco van ampliando su huella en Girona, su ciudad, donde en torno a su emblemático Celler de Can Roca y la casa de sus padres, Can Roca, va creciendo su huella.

Los hermanos Roca no paran quietos. Dentro de pocos meses, nacerá un nuevo proyecto de restauración en el corazón del casco antiguo de Girona que combinará vinos naturales y tapas de los años setenta que tendrá el sello de Josep Roca. El sumiller de la bodega ha ideado un proyecto que quiere evocar la inmigración de los años setenta en Girona, muchos de los cuales eran andaluces. El hermano mediano de los Roca está preprarar ya la puesta en marcha del nuevo local, situado en la plaza de los Mercaderes, donde hasta hace unos meses fue el restaurante Mon Tío.

Además de las heladerías Rocambolesc en las que venden los helados de Jordi Roca, el único modelo que sí han expandido, ahora suman Casa Cacao, que abrirá en breve en el centro de la ciudad y que aglutina hotel (dirigido por Anna Payet, esposa de Joan Roca) y una fábrica de chocolate con el sello del menor de los hermanos.

Los hermanos Roca con la abuela en Can Roca (Celler de Can Roca)

Si muy tímidamente pusieron un pie en el negocio de los bares de vinos asociándose con los propietarios de Plaça del Vi, 7 (Roger Visuà y Carles Horta), ahora Josep Roca ha sucumbido a la tentación de quedarse con el espacio que ocupaba Mon Oncle, un imprescindible en la ruta de los vinos naturales, una idea que sus hermanos han apoyado sin dudarlo. “Es un espacio situado en un entorno muy acogedor, con una terraza muy agradable y un local pequeño, en el que queremos mantener el alma que le dieron los propietarios del Mon Oncle”.

El sumiller afirma que está muy «ilusionado» con el nuevo establecimiento y piensa ser a menudo el local. Josep Roca ha explicado que en breve comenzarán las obras para tenerlo todo listo en pocos meses. Roca explicó sin embargo, que piensa mantener el estilo del anterior restaurante que había en el local y que sólo hará algunos «retoques». Para este pequeño cambio, que quiere mantener «una patina de calidez», ha pedido la colaboración de Marie Dumonceau, ligada al antiguo restaurante Mon Tío, para que les ayude con la decoración. Está previsto realizar un suelo estocado y cambiar la cocina. Pero poco más . La capacidad del local es de poco más de cuarenta sillas , además del espacio que haya por la terraza del exterior.

Confiesa Josep Roca que le hace ilusión plantearse el bar, que seguramente se llamará Boca Seca, como un Can Roca en versión de bar de tapas, con una oferta en la que convivirán elaboraciones como el bocadillo de riñones al Jerez que tomaban de niños en el bar de sus padres y una tortilla de camarones. “Es un ejemplo de ese mestizaje con el que crecimos en el barrio de Taialà, un barrio de inmigrantes, y donde también está el origen de mi pasión por los vinos de Jerez”. Habrá también otros vinos de pequeños elaboradores, sin duda proyectos con alma elegidos por el sabio sumiller.

Fuente y Fotografia: www.lavanguardia.com