Entradas

1957 Ferrari 500 TRC Spider by Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Courtesy of RM Sotheby's
, , , , , , , , , ,

RM Sotheby’s | 1957 Ferrari 500 TRC Spider by Scaglietti

RM Sotheby’s | 1957 Ferrari 500 TRC Spider by Scaglietti

Ofrecido de la colección Oscar Davis.

  • El 18 de 19 ejemplos construidos; ampliamente considerado el más bello de los diseños de Testa Rossa
  • Corrió en las 24 Horas de Le Mans de 1957 por Richie Ginther y François Picard
  • Conducido a 12 victorias generales o de clase por la leyenda de las carreras Gaston Andrey en el camino hacia los campeonatos SCCA E-Modified de 1958 y 1959
  • Carrera de carreras excepcionalmente larga y exitosa en al menos 30 largadas entre 1957 y 1963, con 18 podios
  • Actualmente equipado con motor de números coincidentes
  • Altamente elegible para los eventos más exclusivos del mundo en carreras, rallies y concursos, incluidos Mille Miglia Storica y Le Mans Classic
Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby's

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby’s

COMIENZA LA LEYENDA DE TESTA ROSSA

Aunque es mejor recordado por diseñar el motor V-12 de bloque largo que Ferrari llevó hasta la victoria en las 24 Horas de Le Mans de 1954, el ingeniero Aurelio Lampredi también fue responsable de un motor de cuatro cilindros muy exitoso. El pilar de los campeonatos mundiales de pilotos de Fórmula 2 de 1952 y 1953 de Ferrari (los años durante los cuales la Fórmula 1 se canceló esencialmente debido a la falta de competencia), este motor pronto se transpuso a las carreras de autos deportivos, impulsando el 500 Mondial y el 750 Modelos de Monza a numerosas victorias.

Las fortalezas del motor fueron particularmente evidentes en circuitos sinuosos más cortos, donde el motor liviano y de altas revoluciones podía impulsar las curvas, a menudo dejando a los competidores con motor V-12 en el polvo.

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby's

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby’s

Después de la salida de Lampredi en 1955, un nuevo equipo de ingeniería dirigido por el ex-maestro de Alfa Romeo Vittorio Jano se encargó de desarrollar aún más el motor de cuatro cilindros, y su trabajo contó con el auspicio de la instalación de un nuevo bloque de cilindros con acabado en rojo brillante. pintar. Esto marcó el inicio del poderoso Testa Rossa, un modelo que finalmente estaría equipado con un V-12 de cabeza roja y se convertiría posiblemente en la serie de prototipos de carreras deportivas más legendaria de todos los tiempos.

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby's

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby’s

El 500 TR hizo su debut en el Gran Premio de Senegal con el equipo de carreras Ecurie Francorchamps de Jacques Swaters, logrando un éxito inmediato con un 1° en su clase. La mayoría de los ejemplos posteriores fueron carrozados por Scaglietti y destinados a los principales clientes privados de Ferrari, mientras que un pequeño puñado se actualizó a motores de 2.5 litros y Touring los carrozó para usarlos como autos Scuderia Ferrari Works. Fueron dos de estos últimos ejemplos los que lograron el primer gran éxito internacional del modelo cuando terminaron primero y tercero en el Gran Premio Supercortemaggiore de 1956 en Monza. El éxito continuó a lo largo de 1956 con el nuevo “Red Head” logrando más de 30 victorias generales y de clase en América del Norte y Europa.

Para 1957, el 500 TR se actualizó para cumplir con las últimas regulaciones del Apéndice C de la FIA, y el modelo pasó a llamarse 500 TRC. Tres pulgadas más bajo que su predecesor, el TRC utilizó una caja de cambios convencional de cuatro velocidades montada en el motor y un eje trasero vivo, evitando la parte trasera más pesada de De Dion empleada en el 500 Mondial. Con bielas y conjunto de cigüeñal más fuertes, y un volante de inercia más ligero, el motor tipo 131C fue alimentado por dos carburadores Weber 40 DCOA/3, combinándose para desarrollar 190 caballos de fuerza y ​​alcanzar una velocidad máxima potencial de 153 mph. Desarrollado exclusivamente para clientes de carreras privadas, el 500 TRC obtuvo victorias en su clase en las 24 Horas de Le Mans, la Mille Miglia, las 12 Horas de Sebring y los 1000 KM de Nürburgring.

El 500 TRC se construyó en una cantidad exclusiva de solo 19 ejemplares, y fue el último modelo de cuatro cilindros que produjo Ferrari. Por supuesto, con su cuerpo abierto Scaglietti sensual y su motor pelirrojo, resultó ser solo la salva inicial de la leyenda de Testa Rossa, pero fue un primer capítulo memorable.

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby's

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby’s

UNA ‘CABEZA ROJA’ GANADORA

En campaña con numerosas victorias por una alineación de pilotos de carreras de luminarias, este hermoso 500 TRC es un ejemplo muy deseable de los primeros Testa Rossa. Colocado al final de la producción, el 0706 MDTR es el penúltimo automóvil construido y en abril de 1957 la fábrica lo prestó a François Picard, quien volvió a pintar el automóvil en azul francés y corrió bajo la bandera de su Ecurie. Los Amigos. Después de obtener tres victorias en su clase hasta principios de junio, incluida la quinta en la general en el Gran Premio de Portugal, Picard se asoció con la estrella en ascenso Richie Ginther para correr las 24 Horas de Le Mans. A pesar de mostrar una promesa temprana en la carrera, el TRC se retiró luego de una falla en la bomba de agua.

A fines de 1957, el Ferrari se vendió a través de Luigi Chinetti a Mike Garber de Hamden, Connecticut, el patrocinador del legendario piloto de carreras nacido en Suiza, Gaston “Gus” Andrey. Habiendo emigrado a los Estados Unidos, Andrey disfrutó de una carrera muy exitosa que incluyó cuatro campeonatos SCCA y dos campeonatos Trans-Am, conduciendo para NART de Ferrari, Maserati y Alfa Romeo, entre otros.

Todavía terminado con su librea azul de Le Mans, Andrey condujo por primera vez el hermoso 500 TRC en la Nassau Bahamas Speed ​​Week en diciembre de 1957. Andrey no pudo terminar el evento del Tourist Trophy pero volvió fuerte con un segundo lugar en su clase en la carrera preliminar del Governor’s Trophy y un respetable quinto lugar en la clase en la reñida carrera del Trofeo Nassau. Después de Nassau, el automóvil permaneció en el sureste y Mike Garber lo inscribió en las 12 Horas de Sebring de 1958. Conducido por Andrey, Bill Loyd y, durante un breve período, el gran Dan Gurney, el automóvil funcionó bien hasta la vuelta 125, cuando sufrió una falla en el cojinete del eje trasero.

Siguiendo a Sebring, el automóvil se repintó en un esquema de dos tonos de blanco sobre una parte inferior de la carrocería roja, una franja roja y emblemas suizos en cada lado, en homenaje a la herencia suiza de Andrey. Andrey condujo el 0706 MDTR en una serie de carreras hasta 1959, lo que le valió los campeonatos E-Modified de la SCCA en 1958 y 1959. Casi siempre entre los 10 primeros clasificados, el auto logró una victoria general en Lime Rock en abril de 1958 y un victoria de su clase en la President’s Cup de 1958 en Marlboro, Maryland. También ganó su clase en Bridgehampton en junio de 1958, Virginia International Raceway en octubre de 1958, Thompson en mayo de 1959 y Lime Rock en julio de 1959.

El éxito de Ferrari provocó una buena cantidad de cobertura en la prensa automovilística, incluido un artículo en la edición de octubre de 1959 de Road & Track, y el estado del automóvil de portada para la edición de enero de 1960 de Sports Car Graphic. A principios de 1960, Andrey puso a la venta el TRC y, durante las siguientes dos décadas, pasó por una cadena documentada de propietarios en todo Estados Unidos.

A principios de la década de 1960, mientras Henry Hironaka lo conducía en una escuela de carreras, el motor original de 2 litros número 0706 MDTR dejó caer una válvula y se retiró del automóvil. Durante un tiempo, el 0706 MDTR, al igual que muchos autos de carreras Ferrari usados ​​​​de la época, tenía instalado un motor Ford 289 V-8 para mantenerlo operativo. Posteriormente, se retiró el motor Ford y se instaló un nuevo motor de 2 litros, estampado con el número 0582 LM.

En mayo de 1980, Stanley Nowak encontró el motor 0706 MDTR original embalado en el almacén de Luigi Chinetti, y pronto se lo vendió a Derek Lees en Birmingham, Inglaterra, quien lo instaló en la restauración de un 500 TR, número de chasis 0640 MDTR.

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby's

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby’s

UNA VUELTA AL CIRCUITO

En 1984, el 500 TRC fue comprado por el conde Hubertus von Dönhoff en Alemania, y durante los siguientes 10 años ingresó al automóvil dos veces en Mille Miglia Storica y tres veces en el AvD-Oldtimer Grand Prix en Nürburgring. Para 1995, el Ferrari estaba de regreso en los EE. UU. y se exhibió con orgullo en el Cavallino Classic de 1995, ganando la Coppa per Quattro Cilindri al mejor Ferrari de cuatro cilindros.

Posteriormente, el 500 TRC se vendió en septiembre de 1998 a Roger Willbanks, Sr., un respetado coleccionista con sede en Colorado que presentó el automóvil en el Meadow Brook Concours d’Elegance de 2001, el Amelia Island Concours d’Elegance de 2003 y el Pebble Beach de 2005. Concours d´Elegance. Tras la venta a un coleccionista con sede en Nueva York en 2006, el coche se mostró en el Concurso de Elegancia de Reading de 2007, donde ganó el Premio Scaglietti. En 2014, este 500 TRC fue adquirido por Oscar Davis y, lo que es más importante, el automóvil se reunió con el motor de coincidencia de números número 0706 MDTR, que se reinstaló recientemente en preparación para la oferta actual del automóvil. Su motor de repuesto, número 0582 LM, acompaña a la venta.

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby's

Ferrari 500 TRC Spider de 1957 por Scaglietti Motorcar Studios ©2022 Cortesía de RM Sotheby’s

Esta sensacional araña, que ahora se ofrece de la Colección Oscar Davis, sigue beneficiándose de una restauración más antigua. Reclama un uso importante en la competencia, ya que fue conducido por Richie Ginther en las 24 Horas de Le Mans y por Gaston Andrey en las 12 Horas de Sebring, que también formaron el componente principal de sus campeonatos SCCA de 1958 y 1959.

Simplemente inspirador en su carrocería Scaglietti rojo sobre negro amenazante, este llamativo 500 TRC sería un gran participante en importantes eventos de marca o se puede disfrutar en reuniones de carreras clásicas como Mille Miglia Storica, Le Mans Classic o Monterey Historics. , además de los mejores concursos de elegancia del mundo. La carrocería voluptuosa declara instantáneamente la posición del automóvil en la evolución de una célebre leyenda, esa obra maestra de carreras de autos deportivos conocida para siempre por dos palabras: Testa Rossa.

296 GT3, Los primeros bocetos del futuro de Ferrari en GT Racing

296 GT3, Los primeros bocetos del futuro de Ferrari en GT Racing

Maranello, 16 de marzo de 2022: el futuro de Ferrari en la escena de las carreras de GT toma forma y se desarrolla en torno a los volúmenes del 296 GTB, redefiniéndolo de acuerdo con los requisitos de la pista y el rendimiento y dando vida al 296 GT3.

Este modelo retoma el legado del 488 GT3 que, en sus configuraciones estándar y Evo 2020, ha acumulado 107 títulos desde su carrera de debut hasta la fecha, con 429 victorias en 770 largadas. Estas cifras extraordinarias lo convierten en el automóvil más exitoso en la historia del Cavallino Rampante.

Para los diseñadores e ingenieros de Ferrari Competizioni GT, igualar esta lista de triunfos representa no solo un desafío que superar, sino una reserva inagotable de experiencias y soluciones técnicas a partir de las cuales dibujar y esculpir en una nueva forma.

El diseño del 296 GT3, eliminando la aerodinámica y los elementos característicos de la versión de carreras, ha conservado el vínculo con el modelo de producción, que desde su misma concepción se inspira en coches como el 250 LM de 1963. Ese coche logró grandes éxitos, como en las 24 Horas de Le Mans de 1965 (la última victoria absoluta de Ferrari en esta carrera), y también disfrutó de un gran éxito entre los equipos privados.

El 296 GT3, que ya se está ensamblando en las plantas de Oreca di Signes, marcará el regreso a la pista de un Ferrari equipado con un motor de 6 cilindros, aunque, de conformidad con las normas técnicas, no estará equipado con la unidad eléctrica. .

El nuevo GT3 del fabricante del Cavallino Rampante comenzará a desarrollarse en la pista en los próximos meses de cara a su debut en carrera, previsto para 2023.

, , , ,

1952 Ferrari Arno XI Racing Boat

1952 Ferrari Arno XI Racing Boat

You may not know it, but Ferrari powered a powerful Hydroplane back in the 1950s. It was built for one thing: breaking the World Speed Record on the water. Achille Castoldi, a racing champion, proposed such a boat to the one and only Enzo Ferrari who agreed to help him in the endeavor.

1952 Ferrari Arno XI Racing Boat

DESIGN

Arno XI was built to shatter the speed record in the 800-kg class. Achille Castoldi had been setting records on the water since 1940. To achieve the speed record, he commissioned Cantieri Timossi to build a 3-point hydroplane from hardwood, covered in a mahogany veneer. When Enzo heard he had painted the upper body in Ferrari Red, the Scuderia F1 team was sent to lend their expertise. This culminated in a world record in the flying kilometer: 150.49 mph, which still stands to this day.

1952 Ferrari Arno XI Racing Boat

1952 Ferrari Arno XI Racing Boat


POWER

Initially, Castoldi had planned to use a Ferrari engine, so he purchased a 4.5L V12. It was identical to the 385 horsepower “Lampredi” engine used in the Ferrari 375. Once Enzo realized he was going for the record, he sent his Chief Engineer along with a race-prepped Grand Prix engine. Stefano Meazza and a few of the Scuderia team members realized they needed more power. Using lessons learned on the track, they nearly doubled the compression ratio to handle methanol. A hotter spark was needed, so the distributors and coils were replaced by twin magnetos. Each cylinder had twin spark plugs to ensure a clean burn. It wasn’t enough, so two giant superchargers were driven by the crankshaft. Each one had its own Weber 4-Barell modified to dump meth into the engine with an air/fuel ratio of 5:1. What started at 385 horsepower made between 550 and 600 in race tune.

1952 Ferrari Arno XI Racing Boat

1952 Ferrari Arno XI Racing Boat


HISTORY

Once he broke the record, Castoldi built another boat for a different class. However, the engine exploded and he retired from racing. The Arno XI was sold to Nando dell’Orto, an engineer who revised the aerodynamics for better stability. After adding a few pounds, he came in 2nd place for the 900 kg class in 1965. It has since been seen occasionally at boat shows doing parade laps, and it led a peaceful retirement. But because it is the only boat to ever have been powered by Scuderia Ferrari, it is being completely restored by Ferrari Classiche.


Now, this Ferrari is for sale and looking for a new owner. It comes with a well-documented history file that includes hundreds of period photographs and handwritten notes from Ferrari’s engineers. The boat is currently being certified at Ferrari Classiche, and a copy of the U.I.M. record certification that attests to Achille Castoldi’s 1953 speed record is included as well. It is the ultimate Ferrari for the ultimate Ferrari collector.   

• Achille Castoldi’s famed Ferrari V-12 Timossi 800 kg class racing hydroplane • Reset the world speed record in its class on 15 October 1953, at 241.708 km/h • Beautifully and painstakingly restored; engine confirmed original by Ferrari S.p.A. • Accompanied by an extensive historical file, including a copy of the U.I.M. record certificate no. 329 and Nando Dell’Orto’s original racing logbook • Unique, instantly recognisable, achingly beautiful and immensely historic

The ‘three-point’ hydroplane, devised in America during the late 1930s by Adolph and Arno Apel of New Jersey’s Ventnor Boat Works, truly revolutionised speedboat design. Elegantly simple, the Apel design divided the ‘step’ portion of the hull into two pontoon-like surfaces, or sponsons, with each on opposite sides of the boat. The boat’s propeller acted as the ‘third point’ in the equation. The tunnel between the sponsons trapped air to generate aerodynamic lift, with only the sponsons and propeller in direct contact with the water whilst the boat was at speed.

Italy’s premier speedboat racer was Achille Castoldi, a cousin of M.C. 72 designer Mario Castoldi and a highly talented driver and engineer in his own right. Beginning in 1940 with his original ‘Arno’, a 400 kg-class boat with a Picciotti-built hull and Alfa Romeo Type 158 power, Castoldi reset the world speed record at 130.517 km/h (81.10 mph). Subsequent boats in the ‘Arno’ series followed, with most powered by Alfa Romeo and at least one Maserati-powered example, and he primarily competed in circuit-type hydroplane racing. After 1951, Castoldi ended his relationship with Alfa Romeo and changed his focus to world speed-record competition, now seeking a new engine supplier for an attempt on the 800 kg class world speed record.

Castoldi’s record preparations began in 1952, when he travelled to Maranello with his two close friends, famed racing champions Alberto Ascari and Luigi Villoresi, to order a Formula 1 specification V-12 engine from Ferrari. The blessing of Il Commendatore, Enzo Ferrari, was virtually assured since Castoldi had earlier managed to save a number of Alfetta 158 race cars during the war, keeping them hidden from the occupying German forces at his factory in Abbiategrasso, near Milan.

The Aurelio Lampredi-designed Tipo 375 V-12 engine, the same unit that powered Ferrari’s Grand Prix racing cars during 1951 and achieved Ferrari’s first ever World Championship Grand Prix win with Froilan Gonzalez in 1951 and helped Ascari to earn Ferrari the World Championship in 1952, was selected to power Castoldi’s new boat. It developed some 385 bhp with 12:1 compression and a dual-magneto ignition system, driving a twin-blade propeller via a gearbox at up to 10,000 propeller revolutions.

Castoldi’s boat, dubbed ‘Arno XI’, was built to a three-point hydroplane design by Timossi Azzano’s Cantieri Timossi boatyard located on Lake Como. A beautiful example of form and function in equal parts, the hydroplane featured a solid wood-framed structure skinned by marine-grade plywood with a mahogany veneer, a strong separate metal subframe chassis to cope with the enormous power and the engine cover and cockpit exterior appropriately finished in Rosso Corsa.

Once completed, ‘Arno XI’ was shaken down at the Campione d’Italia races in January 1953, with Castoldi reaching an unofficial top speed of 124 mph, prior to attempting an officially sanctioned two-way run. Castoldi’s main competitor, Mario Verga, who received the full factory support of Alfa Romeo, went on to set a new 800 kg class speed record of 202.26 km/h (125.68 mph) with his Alfa Romeo 159-powered boat, ‘Laura’. Adding emphasis, Verga reset the record just two weeks later with a two-way top speed of 226.50 km/h (140.74). Undaunted, Castoldi had the 4.5-litre Tipo 375 F1 V-12 engine rebuilt and highly modified, with official Ferrari support, including Stefano Meazza, Scuderia Ferrari’s chief race engineer who oversaw the engine preparations for Castoldi. This time, the already highly powerful Ferrari V-12 racing engine was tuned to operate on methanol, now allowing much higher engine compression, in conjunction with twin superchargers and twin four-choke carburettors, with power output now exceeding 600 bhp, representing a power increase of some 200 bhp over the original specification!

Once upgraded and readied for competition, Castoldi made his record attempt at Lake Iseo on the morning of 15 October 1953, with Alberto Ascari and Luigi Villoresi in attendance, clearly demonstrating Ferrari’s support of the project. Now, Castoldi finally achieved his objective, with ‘Arno XI’, by breaking the speed record in the 800 kg class with a two-way average speed in the flying kilometre of 241.708 km/h (150.19 mph). Later that day, Castoldi followed up with a new record in the 24 nautical mile event by achieving an average speed of 164.70 km/h (102.34 mph).

The year following these triumphs, Achille Castoldi survived a frightful engine failure in an aircraft engine-powered, 1,700 kg Cantieri Timossi-built hydroplane. The death of his racing nemesis, Mario Verga, soon followed in an unrelated hydroplane accident, and Castoldi retired from competition. His victorious ‘Arno XI’ was placed into storage for a few years prior to acquisition in 1958 by engineer and gentleman-driver Nando Dell’Orto, who ran it in the circuit championships, where it was pitted, amongst others, against the powerful Maserati 450S V-8 driven raceboats.

Under Dell’Orto, the silhouette of ‘Arno XI’ was continually updated by the Milan-based Carrozzeria Boneschi with a very original and more aggressive engine fairing with a “shark nose” intake and a large vertical stabilising fin at the rear. As revised, ‘Arno XI’ achieved several fastest-lap records and three titles, including the European Championship in 1963. Nando Dell’Orto retired from competition in 1968, leaving ‘Arno XI’ in the huge warehouse of his paper-manufacturing plant located in the Milanese suburbs. It is here that this famous racing hydroplane was located and saved from oblivion. A painstaking restoration of this historic, record-setting hydroplane was commissioned by the new owner in the early 1990s. Photos of the boat before and during restoration are available for review in the history file

. The glorious V-12 engine was returned to Maranello, where it revived fond memories for several mechanics who had first worked on it in 1953. Engine work included the rebuilding of the two overhead camshafts and replacement of all the valves, whilst the manufacturer’s workshop reconditioned the dual four-choke carburettors. Not one vital mechanical part escaped scrutiny and appropriate treatment, including the twin superchargers that made this unique Ferrari 375 F1 engine capable of, in fact, producing up to 700 bhp during a bench test after its rebuild. However, it should also be noted that it was converted, at this time, to run on 100 Octane unleaded fuel rather than methanol to improve reliability and usability.

As for the hull, the Bisoli boatyard, located in Sirmione on Lake Garda, checked and restored the entire structure. Laminated panels were specially ordered from Canada for the construction of a new deck, a must for racers that are put under severe strain, as it contributes greatly to the rigidity of the hull. Particular care was taken in the restoration of the steering system, propeller shaft and the razor-sharp twin-blade propeller, whose speed can exceed more than 10,000 rpm. Nando Dell’Orto had exchanged the steering wheel in 1958, but thankfully, he retained the old Bugatti four-spoke steering wheel used by Achille Castoldi during his world-record attempts, and this is the same one that is mounted on the boat today.

Once carefully restored and impressively presented in its period and now in its most highly developed form under the ownership of Nando Dell’Orto, ‘Arno XI’ has returned to the water for spirited runs since 2004, and it has received honours from the Galleria Ferrari, having been welcomed by Piero Ferrari, who warmly congratulated the craft’s present owner for the thoroughness, authenticity and high quality of the restoration of this unique, record-setting Ferrari V-12-powered hydroplane racer, an effort truly commensurate with the stature of this legendary craft. The hard work has included years of extensive historical research to collect a truly rich body of documentation and photographs accompanying the sale of ‘Arno XI’, including technical worksheets from Ferrari’s Maranello engine shop, dated September 1953. Notably, Ferrari Classiche has recently confirmed with RM Auctions that the Tipo 375 F1 V-12 engine, number G.P. 52/1, currently installed in ‘Arno XI’, is indeed original, and a declaration confirming this fact accompanies the sale of this record-setting hydroplane

FERRARI OMOLOGATA

FERRARI OMOLOGATA: A NEW ONE-OFF CREATION

Maranello, September 2020 – A unique Ferrari has been seen lapping Fiorano today during a brief yet intense shakedown. While the V12 engine note reverberating around the track may have sounded familiar, the car’s arresting looks are unique although guaranteed to strike a chord with the marque’s aficionados. With its Rosso Magma finish and sophisticated racing livery, the new Ferrari Omologata is a clear descendent of Ferrari’s great GT tradition spanning seven decades of history.

FERRARI OMOLOGATA: A NEW ONE-OFF CREATION

Fiorano sees the premiere of the

10th one-off crafted over a V12 platform

Commissioned by a discerning European client, the latest offering in Ferrari’s line of unique coachbuilt one-off models is a vibrant evocation of the values that define Ferrari in relation to GT racing: a car that is equally at ease on the road as it is hitting the apex on the track in the hands of a true gentleman driver.

The Ferrari Omologata project took a little over two years to complete from the initial presentation of sketches, starting with images that covered a variety of inspirations, from racing heritage to sci-fi and references to modern architecture. The idea from the onset was to create a futuristic design with distinctive elements reinterpreted in a fresh manner to provide potential for a timeless shape that is certain to leave a lasting impression.

To achieve this, the designers unlocked every possible area of freedom from the underlying package of the 812 Superfast, keeping only the windscreen and headlights as existing bodywork elements. The objective was to exploit the proportions of the potent, mid-front layout to deliver a very sleek design defined by smooth volumes and undulating reflections, uplifted by sharp graphics with sparingly distilled surface breaks wherever dictated by aerodynamic functions. The trickiest aspect was striking the ideal balance between expressiveness and restraint: the Omologata had to ooze street presence whilst maintaining a very pure formal language.

The designers carefully studied the stance and attitude of the car from all angles, defining a tapering front volume from the flattened oval grille. The rounded section over the front wheelarches, emphasized by a contrasting stripe wrapping across the bonnet, seems to naturally extrude from the grille. Rear of the door, the flank develops into a very potent rear muscle that neatly blends upwards into the three-quarter panel. The entire volume is rendered deliberately imposing through the elimination of the rear quarter light, while three horizontal transversal cuts in the fastback volume visually lower the rear mass. The tail is surmounted by a prominent spoiler which adds not only downforce, but a more aggressive, sporty stance. Overall, the car appears to be poised to attack the tarmac even at a standstill and, seen from the rear, the deeply set single taillights underline the tension.

Uniqueness in more than name

Satisfying every safety constraint for road homologation without interfering with any of the usability and tractability of a Ferrari is always a huge challenge for the design team led by Flavio Manzoni, the more so when starting from an existing platform. Omologata was indeed a keyword that resonated throughout the development of this, the 10th front-engined V12 one-off Ferrari has delivered since the 2009 P540 Superfast Aperta. Beyond the clear instructions coming from the client and down to every detail on the car, the designers effectively took into account countless variables to make this a bespoke model through and through, one which could easily find its place in any Ferrari showroom. The quest for the ultimate touch went as far as developing a new shade of red just for the livery, to match the fiery triple-layer Rosso Magma over darkened carbon-fibre finish.

Inside the car, a plethora of trim details suggests a strong link to Ferrari’s rich racing heritage. The electric blue seats, finished in a tasteful combination of leather and Jeans Aunde® fabric with 4-point racing harnesses, stand out against a full black interior. In the absence of rear quarter lights and screen, the atmosphere in the cabin is purposeful, reminiscent of a bygone era. Metal parts on the dashboard and steering wheel are finished with the crackled paint effect associated with the great GT racers of the 1950s and 1960s as well as with Ferrari’s engine cam covers. A hammered paint effect so often used in cars such as the 250 LM and 250 GTO finds its way on details such as the inner door handles and on the Ferrari F1 bridge.

A fitting one-off exercise, the Omologata manages to encompass a range of subtle Ferrari signature design cues without falling into nostalgia. Its hand-crafted aluminium bodywork is sprinkled with almost subliminal details, in a way that challenges the enthusiast to identify the various sources of inspiration that played a part into its inception.

, , ,

Historia de éxito de Le Mans en exhibición en el Museo Ferrari

La exposición “Ferrari en 24 Heures du Mans” se inauguró en el Museo Ferrari en Maranello, para celebrar los setenta años de victorias de Prancing Horse en la carrera de resistencia más famosa del mundo. Los visitantes pueden mirar hacia atrás sobre las 36 victorias registradas en la pista francesa, con la ayuda de algunos de los autos que compitieron en las famosas carreras, además de contenidos multimedia e interactivos.

SEVENTY YEARS OF LE MANS TRIUMPHS ON DISPLAY AT THE FERRARI MUSEUM

La exposición se abre con el 166 MM Barchetta Touring. Con un automóvil similar, Lord Selsdon y Luigi Chinetti triunfaron el 26 de junio de 1949, en el debut de Ferrari en Le Mans. El aristócrata británico y el conductor milanés trasplantado a Estados Unidos se enfrentaron a una gran cantidad de profesionales británicos y franceses cuyos automóviles tenían el doble de capacidad de motor que el Ferrari.

Sin embargo, ganaron con una velocidad promedio de 132.946 kilómetros por hora. Chinetti pasó a la historia conduciendo durante más de 23 horas, entregándole el volante a Lord Selsdon por solo 30 minutos.

La exposición también incluye el 275 P en el que Jean Guichet y Nino Vaccarella ganaron las 24 horas de Le Mans en 1964 con una asombrosa velocidad promedio de 195.63 km / h, por delante de dos Ferrari 330 Ps. El 275 P es parte de la legendaria serie P, repleta de autos muy exitosos: el número se refiere al desplazamiento de la unidad, mientras que la letra P significa prototipo.

Luego, por supuesto, está el 488 GTE con el que Alessandro Pier Guidi, James Calado y Daniel Serra ganaron la última edición del maratón francés, regalando a Ferrari su victoria en la clase 27, setenta años después del primer triunfo de los 166 MM.

Los visitantes pueden revivir este logro a través de “Le Mans Experience”, una película emocionante que combina imágenes sugerentes de la carrera con algunos de los mensajes más importantes grabados por los pilotos y el equipo durante las 24 horas.

Los visitantes también tendrán la oportunidad de probarse virtualmente al volante del 488 GTE en el circuito de Le Mans, en el simulador instalado dentro del área de exhibición.

Se exhiben muchos otros especímenes históricos dentro de las dos exposiciones actuales en curso en el Museo Ferrari en Maranello, “Hipercars: la evolución de la unicidad” y “90 años: Scuderia Ferrari, la historia completa”. Están abiertos todos los días de 9.30 a.m. a 7 p.m.

PURCHASE TICKET ONLINE

, , , , , , , , , , ,

Lazzarini FD One: El ‘Ferrari’ volador 

Lazzarini FD One: El ‘Ferrari’ vehículo volador 

No hay mucho que decir sobre el Lazzarini FD-One que no se dice en el título. Diseñado por el estudio italiano Lazzarini, el FD-One es un avión no tripulado de carreras conceptual con 6 hélices, un motor de gasolina V12 y 3 paquetes de baterías. Con una cabina lo suficientemente grande como para dos, el FD-One se inspira mucho en los autos de carreras F1 y F2 de Ferrari en los años 50, con un parecido muy cercano al Ferrari 500 F2 con marco tubular.

El FD-One viene con tres pares de hélices eléctricas coaxiales accionadas por el motor V12 y tres paquetes de baterías separados. El vehículo probablemente no tendrá una gran altitud de vuelo, dado que la cabina no está cerrada … y viendo que la cabina está relativamente detrás del vehículo, el FD-One está equipado con una cámara en la parte delantera para Dar al piloto una visibilidad clara.

 Lazzarini afirma que todo el vehículo que mide 24 pies de largo, podría pesar poco menos de 2000 libras y tener una velocidad máxima de 310 mph (498.8 kmh). Lazzarini está buscando inversores para ayudar a respaldar la construcción de un prototipo que funcione.

Diseñador: Lazzarini Design Studio

Este peculiar vehículo volador está inspirado en los monoplazas de la casa italiana y cuenta con un sistema de propulsión híbrido

La compañía Lazzarini Design Studio está especializada en diseñar prototipos sofisticados que destacan por combinar elementos vintage con arquitecturas futuristas. En su último proyecto se ha volcado hacia el sector de la aviación, pero con la industria del automóvil siempre presente, pues este llamativo vehículo volador está inspirado en los Ferrari de otras épocas.

Monoplazas de Fórmula 1 desarrollados por Ferrari en los años 50

Los diseñadores de la compañía se han inspirado en los monoplazas de Fórmula 1 desarrollados por Ferrari en los años 50, con el objetivo de mezclar la movilidad del futuro con el lenguaje del pasado. El vehículo aéreo se llama FD One, tiene capacidad para dos pasajeros y promete grandes dosis de rendimiento con una estética embaucadora, sin olvidarnos de la comodidad.

FERRARI ROMA - LA NUOVA DOLCE VITA 

FERRARI ROMA – LA NUOVA DOLCE VITA 

ELEGANCIA ATEMPORAL 

El Ferrari Ferrari Roma, el nuevo coupé 2+ con motor central delantero del Cavallino Rampante, presenta unas proporciones elegantes y un diseño atemporal a los que hay que sumar un rendimiento y manejo insuperables. Con su estilo y elegancia característicos, este vehículo constituye una representación contemporánea del despreocupado y placentero estilo de vida propio de la Roma de los años cincuenta y sesenta.

FERRARI ROMA – LA NUOVA DOLCE VITA 

DISEÑO PURO ELEGANTE 

ferrari-roma-

ferrari-roma-

El enfoque adoptado por el Ferrari Styling Centre para el exterior della Ferrari Roma se centra en un diseño de líneas depuradas y una total simbiosis entre sus distintos elementos, de proporciones armoniosas y volúmenes puros y elegantes. Para realzar ese minimalismo formal, se han eliminado todos los detalles superfluos.

LA VISTA EN LA CARRETERA,  

 MANOS EN EL VOLANTE 

POTENCIA REFINADA 

  • V8
    MOTOR
  • 3.4 seg
    0-100 KM/H
  • 3855 cc
    CILINDRADA TOTAL
  • 620 CV
    POTENCIA MÁXIMA

El Ferrari Roma alcanza la cúspide del rendimiento en esta categoría con su V8 con turbocompresor, otro miembro de la familia de motores galardonada del premio International Engine of the Year global durante cuatro años consecutivos. En esta versión, el motor desarrolla 620 CV a 7500 rpm y va asociado a la nueva caja de cambios DCT de ocho velocidades que se lanzó con el SF90 Stradale.

EXTRAORDINARIAMENTE DIVERTIDO PARA CONDUCIR

El chasis del Ferrari Roma se beneficia de la tecnología modular desarrollada por Ferrari para sus modelos de nueva generación. Tanto la carrocería como el chasis se han rediseñado para incorporar las últimas tecnologías de reducción de peso y producción avanzadas. De hecho, el 70% de sus componentes son completamente nuevos. El Ferrari Roma 2+ con motor central delantero tiene la mejor relación peso / potencia en su segmento (2,37 kg / cv) que mejora la dinámica de manejo y la capacidad de respuesta.

reloj Hublot Big Bang Scuderia Ferrari 90th Anniversary
, , , , ,

HUBLOT CELEBRA EL 90.º ANIVERSARIO DE LA SCUDERIA FERRARI

HUBLOT CELEBRA EL 90.º ANIVERSARIO DE LA SCUDERIA FERRARI
Big Bang Scuderia Ferrari 90th Anniversary

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary-jpg-2

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary-jpg-2

La Scuderia Ferrari, fundada en 1929, celebra su 90.º aniversario. Hublot ha creado para la ocasión el BIG BANG SCUDERIA FERRARI 90th ANNIVERSARY, un nuevo modelo disponible en tres exclusivas versiones, en edición limitada

La Scuderia Ferrari es una organización única en el mundo; representa tanto un monumento al automovilismo como un moderno equipo de competición que utiliza la más avanzada tecnología. Encarna la pasión y los valores que Hublot vive cada día. Feliz aniversario, Scuderia. ¡Esperamos c ompartir muchas victorias más con nuestro legendario socio! Ricardo Guadalupe
CEO HUBLOT

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary-jpg-2

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary

Scuderia Ferrari

Para celebrar el evento, Hublot, que desde hace años mantiene una fructífera colaboración con la Scuderia Ferrari, se enorgullece de presentar el reloj Big Bang Scuderia Ferrari 90th Anniversary. Se trata de un modelo que refleja la rica historia y el legado de la Scuderia Ferrari, fabricado en tres ediciones limitadas creadas en colaboración con el Centro de Diseño de Ferrari. Estas piezas ilustran el desarrollo de los materiales utilizados en las carreras automovilísticas a lo largo de los años. Una investigación permanente de ambas compañías, como ilustra el lema de Hublot: «El Arte de la Fusión». No hay futuro ni victorias sin innovación. Gracias a la investigación técnica y tecnológica, ambas empresas han logrado mantener sus posiciones en sus respectivos mundos.
Los 45 mm de diámetro de cada una de las tres ediciones albergan el famoso mecanismo UNICO, un cronógrafo flyback que ofrece una reserva de marcha de 72 horas. El bisel está cortado en carbono cerámico, el mismo material que se utiliza para los frenos de disco en la Fórmula 1.

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary-platinum-2-jpg

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary-platinum

La primera versión está inspirada en los primeros años de la Scuderia Ferrari y su glorioso pasado. Las partes metálicas visibles, el cuero Pekary de los asientos y el aspecto brillante del salpicadero se representan en este reloj a través de su caja de platino y la correa perforada y pespunteada. La esfera evoca los antiguos velocímetros, con el calendario subrayado en amarillo. De este modo sigue la más pura tradición de las carreras automovilísticas.

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary-platinum

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary-platinum

El carbono en 3D que se ha utilizado para fabricar la caja de la segunda edición representa a la Scuderia Ferrari en la actualidad. Hoy en día, la investigación de nuevos materiales compuestos y de la más avanzada tecnología se encuentran en pleno auge en las carreras de competición. La correa está fabricada con Nomex –la fibra sintética resistente al fuego que se emplea para los trajes de los pilotos–; su pespunteado rojo y negro aporta un atractivo contraste. Estos colores son los que utiliza actualmente la Scuderia Ferrari en sus monoplazas de Fórmula 1.
El tercer modelo se reconoce al instante por su caja transparente fabricada en zafiro, un innovador material muy complicado de trabajar que dota a este reloj de un estilo resueltamente futurista. Demuestra la extrema sofisticación hacia la que se dirige la tecnología y las posibilidades que ofrece de cara al futuro. Una promesa de innovación tanto para el mundo del automovilismo como para el de la relojería. La correa tiene un aspecto Kevlar altamente futurista.

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary-platinum

hublot-big-bang-scuderia-ferrari-90th-anniversary-platinum

 

Reloj Hublot Big Bang Scuderia Ferrari 90th Anniversary

Cada una de estas tres versiones del reloj Hublot Big Bang Scuderia Ferrari 90th Anniversary luce uno de los tres colores de la Scuderia en su borde, en los números y en el índice (amarillo en la edición de platino, rojo en la edición de carbono 3D y negro en la edición de zafiro). Se fabricarán 90 unidades de cada una de ellas, y también se editarán 10 cajas para coleccionistas que incluirán los tres relojes.

Un poco de historia

La Scuderia Ferrari nació el 16 de noviembre de 1929 en las oficinas de la notaría Della Fontana de Módena. La empresa se constituyó con el nombre Società Anonima Scuderia Ferrari, y estableció sus oficinas en Via Trento y Trieste. Fue aprobada por los tribunales el 29 de noviembre, momento a partir del cual la compañía pudo comenzar a ejercer su actividad. Los directores de la empresa eran Alfredo y Augusto Caniato, Enzo Ferrari y Ferruccio Testi. En la creación de la nueva sociedad también participaron Alfa Romeo y Pirelli.
El equipo debutó en las Mille Miglia de 1930, y consiguió su primera victoria el 15 de junio de ese mismo año en la Trieste-Opicina por cortesía del gran Tazio Nuvolari. Las motocicletas también tuvieron su lugar en la historia de la Scuderia entre 1932 y 1934. En 1932 apareció por primera vez el Cavallino Rampante en los Alfa Romeo utilizados por Ferrari. El símbolo procedía de la familia del héroe de guerra Francesco Baracca; el caballo, sobre un escudo con fondo amarillo, representaba el color de la ciudad de Módena. Su primera victoria llegó en las 24 Horas de Spa gracias a Antonio Brivio y Eugenio Siena.

HP_PenelopeGold_2048x1050_V1B_v2

HP_PenelopeGold_2048x1050_V1B_v2

La Scuderia Ferrari, que comenzó compitiendo con coches Alfa Romeo y a partir de 1947 pasó a construir sus propios bólidos, se convirtió en el equipo de competición más laureado de la historia, con miles de victorias en algunas de las carreras más importantes del mundo. Solo en la Fórmula 1 ha ganado 16 campeonatos de constructores y 15 de conductores. En el ámbito de las carreras de resistencia, Ferrari cuenta en su haber con nueve victorias en las 24 Horas de Le Mans, dos en Daytona y cinco títulos de la FIA WEC; incluso ha cosechado éxitos en el mundo de los rallies.

HUBLOT

Fundada en Suiza en 1980, HUBLOT se distingue por el concepto innovador resultante de la asociación inédita del oro y el caucho: el «Arte de la Fusión» nace de la imaginación visionaria de su presidente, Jean-Claude Biver, y está impulsado por la habilidad de Ricardo Guadalupe, CEO de la marca desde 2012.
El nacimiento en 2005 del icónico modelo Big Bang, galardonado en varias ocasiones, abrió el camino a nuevas colecciones insignia (Classic Fusion, Spirit of Big Bang), cuyas complicaciones —desde las más sencillas hasta las más sofisticadas— portan el excepcional ADN de la Manufactura relojera suiza, que disfruta de un crecimiento esplendoroso.
Respetuosa con la preservación de un savoir-faire tradicional pero siempre actualizado y guiada por su filosofía «Be First, Different and Unique», la firma relojera suiza hace gala de estar permanentemente a la vanguardia mediante la innovación en materiales (Magic Gold u oro irrayable, cerámicas de vivos colores, zafiro) y la creación de movimientos manufactura (Unico, Meca-10, Tourbillon).

Entre el pasado y el presente, HUBLOT apuesta por un futuro visionario para una marca de Alta Relojería: el de la fusión con los grandes eventos de nuestra época (FIFA World CupTM, UEFA Champions LeagueTM, UEFA EUROTM y Ferrari) y con los mejores embajadores del momento (Kylian Mbappé, Usain Bolt, Pelé).
Sumérjase en el universo de HUBLOT en nuestra red de boutiques situadas en grandes ciudades de todo el mundo: Ginebra, París, Londres, Nueva York, Hong Kong, Dubái, Tokio, Singapur y en HUBLOT.com

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS
REFERENCIA
CAJA
FONDO DE CAJA
BISEL

Zafiro: 402.JQ.0123.NR
Platino: 402.TQ.0129.VR
Carbono 3D: 402.QD.0123.NR
Limitada a 90 ejemplares de cada versión
Zafiro: zafiro pulido
Tornillos de titanio
Platino: platino pulido con chorro de arena y satinado
Tornillos de titanio
Carbono 3D: fibra de carbono 3D
Tornillos de titanio chapado en negro
Diámetro: 45 mm
Grosor: 17,10 mm
Estanqueidad: 3 ATM (30 m)
Zafiro: cristal de zafiro pulido
Platino: pulido con chorro de arena y satinado
Platino y cristal de zafiro
Carbono 3D: pulido con chorro de arena y satinado
Titanio chapado en negro y cristal de zafiro
Frenos de disco de cerámica de carbono
ESFERA
MOVIMIENTO
CORREA Y CIERRE
PRECIO (a 20 de marzo de 2019)
Cristal de zafiro
HUB1241: movimiento de cronógrafo flyback de cuerda automática de desarrollo interno UNICO con rueda de pilares
Frecuencia: 4 Hz (28 800 alt/h)
Reserva de marcha: 72 horas
N.º de componentes: 330
Rubíes: 38
Zafiro: Correa de tejido con motivo en Kevlar y caucho negro con costuras gris claro
Hebilla desplegable de titanio
Platino: correa perforada de piel de becerro y caucho negro con costuras gris claro
Cierre de hebilla desplegable de cerámica negra y titanio
Carbono 3D: correa de Nomex® y caucho negro con costuras gris oscuro
Cierre de hebilla desplegable de titanio chapado en negro y cerámica negra
Zafiro:
65 000 CHF
68 000 EUR
69 000 USD
57 000 GBP
Platino:
38 900 CHF
40 400 EUR
40 900 USD
33 900 GBP
Carbono 3D:
32 900 CHF
34 200 EUR
34 600 USD
28 700 GBP

MOTOR: Coche – Ferrari 500 Spider Mondial 1954

Motor: Ferrari 500 Spider Mondial 1954
Este tiene que ser uno de los coches más emblemáticos realizados por Ferrari, podría decirse que es el coche deportivo más bello jamás construido. Diseñado por Pininfarina, un impresionante 160 hp de 2 litros, suficientemente poderoso para llegar a 150 mph