, , ,

STARFLEET EXPLORER By MB&F + L’ÉPÉE 1839

Seis años después del lanzamiento de la Starfleet Machine, el primer reloj creado conjuntamente entre MB&F y L’Epée 1839, una nueva expedición está en camino. La estación espacial vuelve en 2020, en un tamaño más compacto y con unos llamativos colores brillantes, acompañada por una flota de tres pequeños cohetes que exploran el universo. Ningún otro nombre le haría justicia como Starfleet Explorer.

STARFLEET EXPLORER By MB&F + L’ÉPÉE 1839

Diseñado por MB&F, el Starfleet Explorer es un reloj de sobremesa intergaláctico creado por L’Epée 1839, la única manufactura suiza especializada en relojes de sobremesa de alta gama. Además de indicar las horas y los minutos, también incluye una animación en la que tres cohetes completan una órbita de cinco minutos alrededor de la estación. El movimiento, muy visible y con un exquisito acabado realizado en interno, presume de una excepcional reserva de marcha de ocho días. Se le puede dar cuerda a mano con una llave doble que sirve tanto para armar el movimiento como para poner el reloj en hora.

Las horas y los minutos se indican mediante dos discos, una abertura y una aguja de colores brillantes. En concreto, los minutos —que se encuentran en una especie de antena parabólica giratoria— son visibles cuando aparecen en el centro de una abertura fija de metal, anodizada y con un acabado satinado realizado a mano, que sigue el contorno curvado de la cúpula.

El disco de las horas, colocado justo debajo, es estático. La aguja de las horas —también anodizada y con acabado satinado— indica la hora girando sobre sí misma y completando una vuelta entera alrededor del disco cada 12 horas.

El Starfleet Explorer incluye, asimismo, un nuevo y original elemento en forma de tres cohetes diminutos alineados a lo largo del mismo eje con un intervalo regular y colocados dentro del movimiento Starfleet, el corazón del mecanismo, alrededor del cual giran completando una vuelta cada cinco minutos: una exploración espacial guiada por la nave nodriza.

El movimiento del Starfleet Explorer está colocado de forma horizontal, pero el escape está en posición vertical. Los componentes, de latón con tratamiento de paladio o de estaño inoxidable —excepto los 11 rubíes— y con un acabado impecable, están diseñados y fabricados en el taller suizo de L’Epée 1839. Los engranajes y el barrilete de muelle real son completamente visibles gracias a la platina esqueletizada y a la estructura externa concéntrica en forma de C. El Starfleet Explorer puede apoyarse en ambos lados de su tren de aterrizaje vertical; una característica útil al darle la vuelta para armarlo y ajustar la hora. También puede tumbarse de lado, ofreciendo un punto de vista diferente de la estación relojera intergaláctica.

El Starfleet Explorer está disponible en tres ediciones limitadas (azul, verde y rojo) de 99 unidades cada una.

Relojes de sobremesa: unos relojes de pulsera (muy) grandes

El Starfleet Explorer es un reloj de sobremesa que tiene esencialmente los mismos mecanismos que un reloj de pulsera, pero más grandes: tren de engranajes, barrilete de muelle real, volante, rueda de escape y áncora. El regulador de L’Epée 1839 también incluye un sistema Incabloc de protección contra los golpes, algo que en general solo tienen los relojes de pulsera y que minimiza el riesgo de daños durante el transporte.

Se podría pensar que el mayor tamaño de los componentes facilita el trabajo; sin embargo, al ser más grandes las superficies, el acabado del movimiento es mucho más difícil de realizar que el de un reloj de muñeca.

Arnaud Nicolas, director general de L’Epée 1839, lo explica: «Un tamaño dos veces más grande no solo supone el doble de tiempo de trabajo, sino que aumenta exponencialmente la complejidad. Para el pulido es necesario aplicar la misma presión que para el acabado del movimiento de un reloj de pulsera, pero en una superficie más grande, lo que hace la tarea más difícil. La experiencia y la destreza de nuestros relojeros son lo que permite que el Starfleet Explorer tenga unos acabados de semejante calidad».

La forma sigue a la función

Los detalles del movimiento pulido se pueden apreciar en su totalidad a simple vista, gracias en gran medida a la estructura externa concéntrica en forma de C, muy abierta, a la que está unida la platina.

El exterior en forma de C cuenta con tres arcos verticales que sirven de soporte al reloj. Estos elegantes apoyos tienen un papel estético en el diseño del modelo, pero también una aplicación muy práctica: permitir que el Starfleet Explorer pueda colocarse bocabajo para ajustar la hora y darle cuerda con una llave especial.

The original Starfleet Machine, launched in 2014, was the first clock ever co-created by MB&F and L’Epée 1839; it marked the 175th anniversary of L’Epée and the beginning of a long series of collaborations with MB&F. Inspired by an intergalactic space station, it stood out like a Vulcan at a terrestrial dinner party – even compared to other contemporary table clocks!

Six years after the launch of that first Starfleet Machine, the horological space station returns in 2020 in a more compact size and enhanced with bright colours, accompanied by a fleet of three small spacecraft exploring the universe; it rightfully bears the name of Starfleet Explorer.

One of the biggest challenges for L’Epée 1839 was respecting the movement configuration required by MB&F’s space station design. L’Epée’s calibre usually equips vertically standing clocks, but here it is laid flat – except the escapement, which has been placed vertically.

Starfleet Explorer: Especificaciones técnicas

Starfleet Explorer está disponible en tres ediciones limitadas (azul, verde y rojo) de 99 unidades cada una.

Visualización

Minutos: se indican con una abertura curva fija en la cúpula superior móvil, que completa una vuelta cada 60 minutos.

Horas: se indican con una aguja móvil, que completa una vuelta cada 12 horas en un disco fijo.

La abertura de los minutos y la aguja de las horas están anodizadas y tienen un acabado satinado azul, verde o rojo.

La cúpula de las horas y el disco de los minutos tienen un acabado satinado e incluyen los números característicos de MB&F.

Estructura principal

Altura: 11 cm aprox.

Diámetro: 16,5 cm aprox.

Componentes: 19

Materiales: acero inoxidable para la estructura principal y polímero lacado a mano para los tres cohetes.

Movimiento

Movimiento diseñado y manufacturado por L’Epée 1839 en interno

Frecuencia del volante: 18 000 A/h / 2,5 Hz

Un barrilete, reserva de marcha: ocho días

Componentes: 95

Rubíes: 11

Sistema Incabloc de protección contra los golpes

Mecanismo de cuerda manual: llave doble para ajustar la hora y dar cuerda al movimiento

Mecanismo y platina de latón con tratamiento de paladio

L’EPEE 1839 – el primer fabricante de relojes de sobremesa de Suiza

L’Epée es un destacado fabricante suizo de relojes de alta gama desde hace más de 180 años. La empresa, fundada en 1839 por Auguste L’Épée en la región francesa de Besançon, se dedicaba en sus inicios a la elaboración de cajas de música y componentes de relojería, pero su valor añadido radicaba en una realización a mano de todas las piezas.

A partir de 1850, la manufactura se convirtió en la figura descollante de la producción de escapes de «plataforma» gracias a la creación de reguladores específicamente diseñados para despertadores, relojes de sobremesa y relojes musicales. Fue adquiriendo renombre gracias al gran número de patentes sobre escapes excepcionales en su haber, y se convirtió en el proveedor principal de escapes para diversos relojeros que gozaban de excelente reputación. L’Epée ha sido galardonado con numerosos premios de oro en exposiciones internacionales.

Durante el siglo XX, L’Epée debe gran parte de su reputación a sus excepcionales relojes de carruaje, que para muchos representaban el poder y la autoridad, y que además eran el regalo estrella que los funcionarios del Gobierno francés ofrecían a sus invitados más distinguidos. En 1976, cuando el avión supersónico Concorde comenzó los vuelos comerciales, los relojes de pared de L’Epée adornaron las cabinas, mostrando la hora a los pasajeros. En 1994, L’Epée dejó patente su afán de superación al construir el reloj más grande del mundo con péndulo compensado: el regulador gigante. Su fabricación se incluye en el Libro Guiness de los Récords.

Hoy en día, L’Epée 1839 tiene su sede en Delémont, en el Macizo suizo de Jura. Bajo la dirección de Arnaud Nicolas, ha diseñado una excepcional colección de relojes de sobremesa compuesta por sofisticados modelos.

La colección se articula en torno a tres temas:

Arte creativo: modelos esencialmente artísticos, desarrollados a menudo como creaciones conjuntas con diseñadores externos. Estos relojes sorprenden, inspiran y a veces incluso dejan perplejos a los coleccionistas más experimentados. Están destinados a aquellos que buscan, conscientemente o no, algo excepcional y único.

Relojes contemporáneos: creaciones técnicas con un diseño contemporáneo (Le Duel, Duet, etc.) y minimalista y modelos vanguardistas (La Tour) que incorporan complicaciones como segundos retrógrados, reservas de marcha, fases lunares, tourbillon, carillones y calendarios perpetuos.

Relojes de carruaje: también conocidos como «relojes de funcionario». Estos modelos históricos, herederos de las raíces de la marca, también incluyen una buena variedad de complicaciones: carillones, repetidores, calendarios, fases lunares, tourbillon, etc.

Todos los modelos se diseñan y fabrican de forma interna. Su proeza técnica —una combinación de forma y función—, una gran reserva de marcha y unos acabados extraordinarios se han convertido en los rasgos identificativos de la marca.

MB&F – Genesis de un laboratorio conceptual

Fundado en el año 2005, MB&F es el primer laboratorio de relojería conceptual del mundo. MB&F, con casi una veintena de excelentes calibres que forman la base de sus Horological y Legacy Machines, aclamadas por la crítica, continúa siguiendo la visión de su fundador y director creativo Maximilian Büsser para crear arte cinético en 3D mediante la deconstrucción de la relojería tradicional.

El año 2019 fue el 14º año de hipercreatividad de MB&F, el primer laboratorio de relojería conceptual del mundo. MB&F, que cuenta con 17 excelentes calibres que forman la base de sus Horological y Legacy Machines, aclamadas por la crítica, continúa siguiendo la visión de su fundador y director creativo Maximilian Büsser para crear arte cinético en 3D mediante la deconstrucción de la relojería tradicional.

Tras pasar 15 años en la dirección de prestigiosas marcas de relojes, Maximilian Büsser renunció a su puesto de director ejecutivo en Harry Winston en 2005 para crear MB&F (Maximilian Büsser & Friends). MB&F es un laboratorio artístico y de microingeniería dedicado a diseñar y elaborar artesanalmente pequeñas series de relojes conceptuales radicales, reuniendo a profesionales de talento del mundo de la relojería a los que Büsser respeta y con los que disfruta trabajando.

En 2007, MB&F dio a conocer su primera Horological Machine, la HM1. La caja esculpida en tres dimensiones de la HM1 y su movimiento de hermosos acabados establecieron las pautas de las idiosincrásicas Horological Machines que siguieron, máquinas que marcan el tiempo, más que máquinas que dicen la hora. Las Horological Machines han explorado el espacio (HM2, HM3 y HM6), los cielos (HM4 y HM9), la carretera (HM5, HMX y HM8) y el agua (HM7).

En 2011, MB&F lanzó la colección Legacy Machine de relojes con caja redonda. Estas piezas más clásicas —es decir, clásicas para MB&F— rinden homenaje a la excelencia de la relojería del siglo XIX, pues reinterpretan las complicaciones de los grandes innovadores relojeros del pasado, creando objetos de arte contemporáneo. A las LM1 y LM2 les siguió la LM101, la primera máquina de MB&F que presentaba un movimiento desarrollado íntegramente de manera interna. La LM Perpetual, la LM Split Escapement y la LM Thunderdome ampliaron la colección. El año 2019 marca un punto de inflexión con la creación de la primera machine MB&F dedicada a las mujeres: la LM FlyingT. En general, MB&F alterna los lanzamientos de Horological Machines, contemporáneas y decididamente fuera de toda norma, y de Legacy Machines, de inspiración histórica.

Y como la F de MB&F significa Friends (amigos), resulta natural para la marca desarrollar colaboraciones con artistas, relojeros, diseñadores y fabricantes que admiran los que la componen.

Así surgieron dos nuevas categorías: el Performance Art y las Creaciones Conjuntas. Los artículos de Performance Art son máquinas de MB&F reinterpretadas por talentos creativos externos y las Creaciones Conjuntas no son relojes de pulsera, sino otro tipo de máquinas, diseñadas y elaboradas de forma artesana por manufacturas suizas únicas a partir de ideas y diseños de MB&F. Muchas de estas Creaciones Conjuntas, como por ejemplo los relojes de mesa creados con L’Epée 1839, dan la hora, mientras que las colaboraciones con Reuge y Caran d’Ache dieron lugar a otras formas de arte mecánico.

Para ofrecer a todas estas máquinas una plataforma adecuada, Büsser tuvo la idea de colocarlas en una galería de arte junto con varias formas de arte mecánico creadas por otros artistas, en lugar de situarlas en un escaparate de tienda tradicional. Así nació la primera M.A.D.Gallery de MB&F (M.A.D. es el acrónimo de Mechanical Art Devices, o Dispositivos de Arte Mecánico) en Ginebra, a la que seguirían más adelante las M.A.D.Gallery de Taipéi, Dubái y Hong Kong.

A lo largo de este viaje también se han hecho presentes distinguidos galardones. Por nombrar algunos, MB&F ha obtenido nada menos que cinco premios en el Grand Prix d’Horlogerie de Genève: en 2019, el premio a la mejor complicación femenina con el LM FliyingT; en 2016, la LM Perpetual ganó el premio al mejor reloj calendario; en 2012, la Legacy Machine No.1 recibió no solo el premio del público (votado por amantes de la relojería) sino también el premio al mejor reloj masculino (votado por un jurado profesional). En 2010, MB&F ganó con su HM4 Thunderbolt el premio al mejor concepto y diseño de reloj y, en 2015, MB&F recibió el premio Red Dot «Best of the Best», la máxima distinción en los premios internacionales Red Dot Awards, por la HM6 Space Pirate.