, , ,

RELOJES: ROLEX Y LINDSEY VONN

Bajo el lema “ Cada Rolex tiene una historia que contar” y de la mano de la esquiadora Lindsey Vonn, la marca “Rolex” presenta su nuevo modelo “Oyster Perpetual Day-Date 40”. Y es que tal y como su nombre indica Oyster (ostra) este reloj es una auténtica reliquia.

El modelo Day-Date fue el primer reloj de pulsera con calendario que indica, desde su aparición en 1956, el día de la semana con todas las letras. Y es que Hans Wilsdorf, fundador de la manufactura, fue un auténtico visionario, ejemplo de ello es que en 1926, cuando no existían los relojes resistentes al agua, ya mostraba en las joyerías su modelo Oyster (ostra) sumergido en un tanque de agua. ROLEX Y LINDSEY VONN

Aunque algunos de los referentes de este preciado reloj son Olivia Palermo, Alexia Chuck o Chiari Ferragni la firma ha escogido a Lindsey Vonn para su última campaña de publicidad pues la esquiadora tiene una historia preciosa detrás para contar.

La ganadora de la Copa del mundo de Esquí Alpino, la estadounidense Lindsey Vonn, está considerada como una de las esquiadoras de mayor éxito del mundo. Su habilidad para esquiar se vio truncada en 2013 cuando se lesionó el tobillo, lo que le hizo perder una temporada completa de esquí, así como los Juegos Olímpicos de Sochi. Aunque fue un duro golpe para su carrera, su valentía y perseverancia hicieron que ese obstáculo se convirtiera en su mayor fortaleza en la actualidad. Durante su recuperación, Lindsey recibió un Rolex para recordarle que nunca podía tirar la toalla. Sobre el reloj, Vonn ha comentado: “El reloj me recuerda que soy capaz de conseguir todo lo que me proponga.”

Este modelo se caracteriza por ser un reloj de oro de 18 quilates elaborado exclusivamente con los metales más puros y sometidos a las más meticulosas inspecciones en un laboratorio interno con tecnología puntera, antes de formar el oro y con la misma atención que se presta a la calidad. La esfera de color champagne también está manufacturada a mano en sus talleres para garantizar su perfección. En Rolex la correa del reloj está bautizada como brazalete President y su diseño, desarrollo y producción están elaborados con metales preciosos rigurosamente seleccionados que representan el máximo confort y refinamiento.

 

Un auténtico paradigma del lujo que, por su sofistiación y feminidad, se torna pieza esencial de un fondo de joyero de élite.