, , , ,

Relojes Rolex Oyster Perpetual SEA‑DWELLER – BASELWORLD 2019

Relojes Rolex Oyster Perpetual SEA‑DWELLER – BASELWORLD 2019

Rolex presenta una nueva modalidad de su Reloj Oyster Perpetual Sea-Dweller en versión Rolesor amarillo (combinación de acero Oystersteel y oro amarillo de 18 quilates). Esta nueva referencia supone la llegada de un metal precioso a la gama Sea-Dweller.

La inscripción «Sea-Dweller» de color amarillo sobre la esfera negra combina con el oro amarillo de 18 quilates. Cuando el Sea-Dweller se actualizó en 2017, esta misma inscripción aparecía en rojo, como en el modelo original. Los reflejos luminosos sobre las asas y los flancos de la carrura resaltan las formas de su caja Oyster de 43 mm coronada por un bisel giratorio unidireccional con disco Cerachrom de cerámica negra graduado 60 minutos.

Esta nueva modalidad está equipada con el calibre 3235, a la vanguardia de la tecnología relojera.
Como todos los relojes Rolex, la nueva modalidad del Sea-Dweller cuenta con la certificación de Cronómetro Superlativo, que garantiza su excelente rendimiento en la muñeca.

reloj oyster perpetual Sea-dweller Instrumento  de exploración  submarina

El Sea-Dweller (literalmente «habitante del mar» en inglés) fue diseñado en colaboración con los pioneros del buceo profesional en grandes profundidades y de larga duración. Este reloj-herramienta ultrarresistente acompañó a los primeros programas experimentales de vida bajo el mar, llevados a cabo en hábitats subacuáticos. Ha de-sempeñado un papel esencial en la conquista de los fondos marinos gracias a su caja Oyster —con una hermeticidad inicial de 610 metros (2000 pies) y, a partir de 1978, de 1220 metros (4000 pies)— y gracias a una innovación decisiva patentada por Rolex: la válvula de helio, integrada en el flanco de la caja.


La caja Oyster de la nueva modalidad del Sea-Dweller, ejemplo de robustez y fiabilidad, garantiza una hermeticidad de hasta 1220 metros. Su carrura se trabaja a partir de un bloque macizo de acero Oystersteel especialmente resistente a la corrosión. Su fondo, con un fino sis-tema de acanalado, está herméticamente enroscado con ayuda de una herra mienta especial que permite que únicamente los relojeros de Rolex accedan al movimiento. La corona Triplock, provista de un sistema de triple hermeticidad y de protectores tallados en la carrura, se enrosca sólidamente a la caja. El cristal, coronado por la lente Cyclops en la posición de las 3 h para una mejor lectura de la fecha, está realizado en zafiro prácticamente imposible de rayar. Totalmente hermética, la caja Oyster protege de forma óptima el movimiento de alta precisión que alberga en su interior.

La válvula de helio, patentada por Rolex en 1967, actúa como un dispositivo de seguridad. Permite, durante las fases de descompresión en cámara hiperbárica, evacuar el exceso de presión acumulada en el interior de la caja durante la inmersión, manteniendo al mismo tiempo la hermeticidad del reloj.

 

Más sobreRolex Oyster perpetual day date 40