, , ,

LAS MUSAS – CHANEL – Alta joyería

CAPÍTULO 3

LAS MUSAS – CHANEL – Alta joyería

LAS MUSAS - CHANEL - Alta joyería

LAS MUSAS – CHANEL – Alta joyería

3.1 – LAS CREACIONES

Los brazaletes Aigle Cambon lucen suntuosamente la iconografía de CHANEL. Los brazaletes eran uno de los elementos de joyería preferidos de Gabrielle Chanel, que solía llevar uno en cada muñeca. El motivo de águila bicéfala se inspira en el espejo de su apartamento de rue Cambon, en el que encontramos un águila de dos cabezas encaramada en lo alto. Las piedras centrales, de forma octogonal, evocan la superficie reflectante del espejo que, casualmente, reproduce la forma exacta de la Place Vendôme, que tanto apreciaba Coco Chanel.

Lady Abdy y Gabrielle Chanel en el césped del palacete de Chanel del 29 rue du Faubourg Saint-Honoré, París, 1929.

3.2 – LA HISTORIA

Y su Gabrielle Chanel declaró una vez: “Nunca he hecho las cosas a medias”. Y su pasión por todo lo procedente de Rusia no fue una excepción. Tras su historia de amor con el gran duque Dimitri, Coco Chanel creó CUIR DE RUSSIE, una fragancia que encerraba en un frasco este romance y perfumaba el ambiente de la boutique CHANEL de rue Cambon, donde miembros exiliados de la aristocracia rusa se convertían en empleados y modelos. Estas bellezas eslavas, que dotaban de realismo las creaciones de Gabrielle Chanel de inspiración rusa, se convirtieron en la personificación viviente del imaginario de Rusia de Chanel.

lady-visual

lady-visual

Con su imponente estatura y su cabello rubio platino, Lady Iya Abdy se convertiría en la figura más conocida de aquellas personalidades, tras haber huido de su Rusia natal durante la revolución. La prensa consideraba a Abdy una de las extranjeras más hermosas de todo París, y los más grandes fotógrafos de la época deseaban capturar su retrato.

Para Gabrielle Chanel, Lady Abdy encarnaba la elegancia sobria que ella misma buscaba en sus atuendos. Abdy se convertiría en musa y amiga íntima de Chanel. A medida que los lazos de amistad se estrechaban entre ambas, Lady Abdy asumía el papel de embajadora de la Maison y llevaba las creaciones de Chanel durante las veladas pasadas con los miembros de la alta sociedad parisina.