,

La iniciativa piloto que devuelve a la vida los clásicos de Bang & Olufsen

La iniciativa piloto devuelve a la vida los clásicos de Bang & Olufsen La primera iniciativa es el tocadiscos de la serie Beogram 4000 de 1972. Diseñado por Jacob Jensen y parte de la colección permanente del MOMA de Nueva York.

Diseño que perdura en el tiempo

La iniciativa piloto que devuelve a la vida los clásicos de Bang & Olufsen

«En nuestro proyecto piloto de los clásicos de B&O, estamos explorando el Diseño para la Longevidad, que es uno de los principios del marco de la economía circular, con el objetivo de preservar la herencia y el valor de algunos de nuestros productos más emblemáticos de las décadas anteriores. Sabemos que la gente sigue utilizando y exhibiendo los productos Bang & Olufsen en sus hogares 25, 35 e incluso 45 años después de su creación, lo cual es bastante singular en nuestra industria», afirma el director de producto Mads Kogsgaard Hansen, que dirige el piloto de Clásicos de Bang & Olufsen y continúa:

«Explorar y comprender cómo prolongar la vida útil y la relevancia de los productos de audio que la gente ya aprecia nos ayuda a definir principios basados en pruebas para la durabilidad emocional, la artesanía duradera, la obsolescencia de la conectividad y el diseño atemporal, lo que también tiene beneficios medioambientales para nuestros futuros productos».

El primer producto que se relanza bajo la iniciativa de los Clásicos es el tocadiscos de la serie Beogram 4000. El tocadiscos fue diseñado por Jacob Jensen en 1972, que quería crear un tocadiscos que fuera a partes iguales atemporal y progresivo en su rendimiento técnico, manteniendo la estética Bang & Olufsen. El resultado fue un giradiscos controlado electrónicamente, que facilitaba más que nunca la reproducción de discos y que utilizaba las técnicas más avanzadas: por ejemplo, el brazo electrónico de recogida tangencial, que al moverse en ángulo recto desde el extremo del tocadiscos siempre reproducía el disco en el ángulo correcto -el que se crea en la fábrica- y que también lo hacía más «a prueba de baile» que cualquier otro tocadiscos del mercado de la época.


Renovado, restaurado y recreado Bang & Olufsen ya ha comenzado a explorar cómo renovar, restaurar y reinventar los tocadiscos de la serie Beogram 4000, y se espera el lanzamiento de esta iniciativa piloto durante el año 2020. Los productos originales han sido identificados, enviados a la fábrica y al laboratorio de la compañía en Struer, donde son cuidadosamente desmontados e inspeccionados manualmente. Lo que sigue es una renovación y restauración minuciosa de la mecánica móvil y las piezas electrónicas para asegurar que el producto pueda integrarse con la tecnología actual en un hogar contemporáneo.

Según el director de producto Mads Kogsgaard Hansen, los nuevos tocadiscos tendrán elementos de diseño adicionales que no figuraban en la serie Beogram 4000 original: «Cada parte del proceso de renovación se hace a mano, así que sólo se puede imaginar el nivel de artesanía y cuidado de los detalles que tiene cada tocadiscos.

Durante este proceso, nuestros ingenieros y diseñadores tuvieron ideas brillantes que recrean algunos elementos de la plataforma giratoria, manteniéndose fieles a la intención del diseño original. No podemos esperar a compartir estos detalles cuando el tocadiscos esté listo para su relanzamiento a finales de este año».

Precio y disponibilidad
El precio y la disponibilidad de los tocadiscos de la serie Beogram 4000 restaurados y recreados se incluirán en el anuncio oficial. Se espera que los tocadiscos se presenten en cantidades limitadas durante el año 2020. Para más información, siga la conversación en @bangolufsen en Instagram, Facebook, Twitter y YouTube usando #BangOlufsen