,

José Manuel Lara: “El próximo reto para Sergio será convertirse en número uno”

This post was originally published on this site

La vida muchas veces nos sorprende para bien. Cuando de niño inicias una amistad a través de una pasión, y de la mano del otro comienzas un proceso de aprendizaje, ver que ese amigo da pasos al frente siempre es un motivo de alegría, pero si además observas cómo alcanza el sueño de toda una vida, al calzarse la chaqueta verde como vencedor del Masters de Augusta, sonriendo como ‘El Niño’ que hace muchos años fue, el que sigue siendo en el fondo, las palabras se quedan cortas para describirlo.
Este es el caso de José Manuel Lara, jugador del golf con amplia experiencia en el European Tour y dos veces ganador, que no solo ha vivido como suyo el triunfal paso de Sergio García por el Augusta National en la edición 2017 del Masters, sino que además ha podido ejercer de caddie del flamante campeón en los torneos The Players, Byron Nelson y Dean & DeLuca Invitational. El propio José Manuel ha contado a Depique, entre otras cosas, cómo ha vivido esta experiencia junto a su buen amigo Sergio.
Pregunta: ¿Cómo comenzó tu amistad con Sergio?
Respuesta: Mi amistad con Sergio comenzó cuando él tenía 9 años, tuve la posibilidad de ir a El Escorial, a la escuela nacional de golf, compartí habitación con su hermano. Aparte que al ser de Valencia jugábamos los campeonatos juntos allí. En 1988 o 1989 fue cuando conocí a Sergio, era un niño que con solo 10 años tenía un potencial espectacular, era muy superior a todos los niños de su edad. Fui un día a Castellón a jugar un campeonato de la comunidad valenciana, él estaba allí y siempre quería jugarte una partida, apostar algo en el putting green, y lo divertido es que encima te lo ganaba, pateaba muy bien.
P: ¿Qué has podido aprender tú de él, y él de ti, a lo largo de todos estos años?
R: Nos hemos formado en el mundo amateur juntos, hemos competido muchísimo. A nivel profesional también hemos jugado y hemos compartido muchísimos momentos. Las nuestras son carreras diferentes, la mía siempre ha estado en el European Tour, mientras que él ha jugado por todo el mundo, es un jugador de gran renombre, pero a nivel personal somos personas muy parecidas. A veces en la vida uno toma decisiones más tardías, en eso hemos coincidido. Nos hemos casado los dos tarde, él se va a casar este año con treinta y pico largos, yo también me casé hace unos años con treinta y muchos. Este juego no te da mucho tiempo para este tipo de cosas y es complicado.
P: Tu experiencia y tus triunfos en el European Tour te avalan, sin embargo el hecho de perder la tarjeta imagino que te habrá pasado factura a nivel psicológico. ¿Cuáles crees que fueron los motivos que te llevaron a esta circunstancia?
R: He jugado muchísimos torneos del European Tour, unos cuatrocientos, y ahora voy a jugar el Open de Austria en una semana. Ha sido muy duro perder la tarjeta, pero ya venía arrastrando una lesión de espalda en los últimos dos años que estuve en el Tour y han sido las lesiones más bien. Es complicado competir al más alto nivel cuando te cuesta incluso en algún momento poner el tee porque tienes molestias en la espalda, es muy difícil seguir el ritmo de los demás. Esta ha sido la tónica de los últimos años en el European Tour para mí. Empecé a perder potencia porque no podía moverme a través de la bola con tanta fluidez. Y si no, que se lo pregunten a Tiger, que se ha operado cuatro veces y su velocidad de swing también ha cambiado muchísimo.
Me encuentro animado, me gustaría seguir compitiendo
P: ¿Cuál es tu situación actual?
R: Estoy mejor físicamente, voy a probar unos palos nuevos de TaylorMade con las mismas especificaciones que los de Sergio, me los he traído de Estados Unidos. Me encuentro bastante animado. Juego el Open de Austria la semana que viene y algún torneo del Challenge Tour en verano, supongo que a final de año podré jugar Hong-Kong. El tema es ese, tener competiciones, torneos, para poder planificarme un poco, porque con la categoría que tengo en el Challenge ahora mismo no entro en muchos de sus torneos y es complicado planificar un entrenamiento y seguir una línea de trabajo. A mí me gustaría seguir competiendo, porque acabo de cumplir cuarenta y el Senior está muy lejos, sé que hay otras posibilidades, otras cosas que hacer por el camino. Me van llamando para comentar algunos torneos y participar en algunos programas de televisión, hace falta llenar el tiempo libre con otras muchas cosas y de momento me gustaría seguir jugando algo más.

P: ¿Cómo surgió la oportunidad de hacer de caddie para Sergio?
R: La oportunidad de hacer de caddie a Sergio salió sola. Sé que Sergio muchas veces le da descanso al caddie, le dije que si en algún momento le hacía falta para algo que contase conmigo y justo la mujer de su caddie dio a la luz en la semana del The Players. Ya en febrero hablamos de esto, me dijo si podía acompañarle, si me apetecía irme tres semanas a Estados Unidos, y estoy encantadísimo. Además han sido tres torneos muy buenos, hemos jugado con los mejores jugadores del mundo y ha sido una experiencia muy bonita.
P: ¿Cómo has visto a Sergio en su regreso tras calzarse la ansiada chaqueta verde?
R: Le he visto bien, muy contento con su chaqueta, la ha llevado para arriba y para abajo a muchas entrevistas, ha estado bastante solicitado. El único problema ha sido ese, ¡bendito problema! Ha tenido que firmar muchas cosas, ha estado muy liado con entrevistas, pero muy contento, ganar un Major y sobre todo ganar un Master como tu primer Major es una pasada. Se le ve muy feliz.
P: ¿Qué supone para ti, que le conoces bien, el hecho de poder acompañarle en estas semanas, especialmente en su regreso a la competición tras calzarse la chaqueta verde?
R: Para mí ha sido muy bonito como le anunciaron en el Tee del 1 en The Players fue bestial. Cada día, en cada torneo, la gente le gritaba, todos los jugadores venían a darle la enhorabuena, los caddies, gente que trabaja en el Tour, en la televisión, marshalls… Fue impresionante, durante las tres semanas ha sido increíble, he estado ahí para vivirlo con él, es un regalo muy bonito que me ha hecho. En el fondo, me daban la enhorabuena a mí y yo les decía que no era el caddie, me cansé de decir esto, pero ha sido muy bonito, algo irrepetible, porque muchísima gente esperaba que él ganase este grande y justo he tenido la oportunidad de estar yo en su bolsa justo después, en el regreso a los terrenos de juego, y ha sido bonito.
El próximo reto para Sergio será convertirse en número uno o ganar el British Open
P: ¿Cuál es el próximo reto para Sergio?
R: El próximo reto para Sergio debe ser llegar a ser número uno del mundo o ganar un British Open, que es una de las cosas que mayor ilusión le puede hacer. Creo que está ahí, los retos que se fije los puede cumplir siempre que se lo proponga, es un jugador que tiene un nivel suficiente para estar muchísimos años entre los diez primeros del mundo y aspirar a mucho más.
P: Depique ha sido una de la pioneras en la “popularización del palo a medida”. Sabemos que a Sergio le gusta modificar sus propios palos para ponerlos a punto, ¿qué nos puedes contar de esto?
R: Sergio tiene bastante experiencia en el clubmaking, sobre todo en montarse los suyos. Antiguamente él se montaba los palos, se los mandaban por piezas a casa y en su tienda en el club de campo del Mediterráneo entre su padre y él montaban los drivers, los pesos y con eso probaban. Lleva unas especificaciones en los hierros bastante especiales que no llevan muchos jugadores, lleva los pesos mucho más arriba en la zona del grip, por dentro, lo cual hace que sean unos palos muy peculiares. Para llegar a este tipo de medición y de nivel tienes que haber experimentado bastante.
Muchísimas gracias desde Depique, José Manuel Lara, te deseamos mucha suerte en tus próximas aventuras golfísticas. Ya sabes que aquí nos tienes para lo que necesites.