, , , , , ,

El museo Guggenheim Bilbao reabre la exposición “En la Vida Real” de Olafur Eliasson

In real life/En la vida real vuelve a abrir sus puertas este mes de junio. Fue una de las últimas grandes exposiciones en inaugurarse en febrero y probablemente, pocos, los afortunados en recorrerla. Ahora, según comunica el museo Guggheim Bilbao se va a prolongar hasta los meses de verano. Así que, apuntadla en la wishlist de actividades post covid.

La Tate Modern de Londres, organizó la exposición, que después en colaboración con el Guggheim ha viajado a Bilbao para brindarnos algunas de las instalaciones y obras más emblemáticas del artista danés-islandés. Comisariada por Mark Godfrey, Senior Curator de International Art, Tate Modern, y Lucía Agirre, Curator del Museo Guggenheim Bilbao la muestra de Olafur Eliasson nos anima a reflexionar. A través de materiales como  musgo, agua, hielo de glaciares, niebla, luz o reflejos metálicos invita a la participación y a comprender el mundo

Del interés de Eliasson, un artista integral que aúna ciencia, humanismo y belleza por la percepción, el movimiento, la física y las sensaciones, nace su arte. Desde su estudio de Berlín lanza su preocupación por la naturaleza, inspirada por el tiempo que pasó en Islandia; su investigación sobre la geometría o sus análisis sobre como o percibimos, sentimos y nos enfrentamos al mundo que nos rodea.

La exposición cuenta con 30 obras entre pintura, escultura, fotografías e instalaciones entre 1990 y 2020. Las hay creadas con musgo hielo, niebla, luz y color Son obras que buscan, sus el espectador cuestione su comprensión y percepción del mundo físico. Como aperitivo, os traigo este avance y os sugiero que hagáis alguna de las visitas guiadas, que a puerta cerrada, ha estado haciendo su comisaria y que podéis encontrar en la web del museo y Youtube.

Entre ellas destaca la cascada de más de 11 m de  altura, que en el exterior adorna la fachada del museo. Hecha con un andamio y una serie de bombas (a Eliasson le gusta enseñar los mecanismos) vierte el agua en el estanque del museo. Un primer intento de transmitir la sintonía entre tecnología y naturaleza.  Antes de llegar a Bilbao ha estado expuesta en Sidney, Nueva York, Sao Paulo y Versalles.

Espejos, túneles caleidoscópicos, niebla...

“¿Es real lo que vemos? Los sentidos se pueden ver modificados por muchos elementos, la luz, el color, el espacio…. Esto es lo que nos esta diciendo Eliasson a lo largo de esta exposición”.

Lucía Agirre. Comisaria de la exposición.

Y a continuación nos muestra, una de las piezas estrella de la muestra: Pared de liquen (Moss wall) (1994), una gigantesca pared de musgo, una pared hecha con un liquen de reno (cultivado) que llega desde de Islandia. Una de mis favoritas, precursora de los jardines verticales.

La niebla protagoniza Tu atlas atmosférico de color (Your atmospheric color atlas) (2009) el visitante penetra en una sala multicolor cubierta de niebla. Tres colores, rojo, verde y azul, actúan a  modo de guía visual. La idea que utilicemos otros sentidos ya que la niebla nos impide ver. Observamos como la luz hace que se proyecten las formas interiores.

Otra de mis favoritas: Tu sombra incierta (color) [Your uncertain shadow (colour)]. 2010, nuestra sobre se fragmenta en diferentes colores, nuestras sombras revelan los colores que componen una luz aparentemente blanca proyectada sobre una pared. A medida que te acercas la sombra se funde en un solo color.

‘Habitación para un color’ (‘Room for one colour’), 1997, hace desaparacer los colores. Las lámparas emiten una luz amarilla, que reduce la percepción del color por parte del observador, a marillo, negro y grises. Todo se vuelve de pronto blanco y negro, como en su Islandia natal.

La comisaria destaca en el recorrido la Sala de maquetas Model room (2003) que agrupa cerca de 450 modelos, prototipos y estudios de geometría de varis tamaños. Algunas corresponden a piezas que están en la exposición, otras no se han hecho y otros funcionan como el objeto en sí mismo. Es evidente el gusto del artista por los espejos y los reflejos para que el visitante experimente con su propia figura.

Ver también

Otra de las salas, totalmente a oscuras, acoge la Fuente Big Bang (2014) que cuenta una luz estroboscópica que ilumina una fuente de agua y hace que el chorro se tenga en una secuencia única a la vez que toma diferentes formas.

Somos Naturaleza

 “We are nature”, ha explicado Eliasson, “somos bacterias, células, átomos… y cuando pensamos en lo que nos compone es cuando creamos cultura”. La naturaleza recorre toda la trayectoria de Olafur Eliasson, conocido por su compromiso con la sostenibilidad, con su entorno natural y social.

Sus obras son un grito de alerta, una llamada de atención que propone cambio de formas en la manera de experimenta el mundo. “Podemos construir un futuro mejor” explica a sus espectadores , a los que invita a experimentar y a tomar partido Así busca el diálogo y la conexión con las personas.  Es su forma de entender el arte, de mirar hacia adelante. Eliasson está convencido de que el arte puede influir en el futuro.

“Estamos a tiempo de redefinir esas estructuras conservadoras, de hacer visible lo invisible, de rediseñarlas, para que el mañana sea mejor que el ayer”.

Olafur Eliasson

Más info: Museo Guggenheim Bilbao y Olafur Eliasson