, ,

El BMW i Vision Circular, centrado en la sostenibilidad y el lujo

El BMW i Vision Circular

Con el BMW i Vision Circular, BMW Group da un adelanto de cómo será un BMW compacto en el año 2040, centrado en la sostenibilidad y el lujo. Este vehículo de cuatro plazas es totalmente eléctrico y ofrece un amplio espacio interior en una longitud de unos cuatro metros.

Con el BMW i Vision Circular, BMW Group da un adelanto de cómo será un BMW compacto en el año 2040, centrado en la sostenibilidad y el lujo. Este vehículo de cuatro plazas es totalmente eléctrico y ofrece un amplio espacio interior en una longitud de unos cuatro metros. Además, se ha diseñado siguiendo los principios de la economía circular en todos sus aspectos y, por lo tanto, simboliza el ambicioso plan de BMW Group para convertirse en el fabricante más sostenible del mundo en el sector de la movilidad individual premium.

El Vision Vehicle es uno de los cinco concept cars con los que BMW Group muestra cómo concibe la movilidad urbana individual en el evento IAA Mobility 2021. Bajo un único paraguas que abarca la movilidad eléctrica, la digitalización y la sostenibilidad, los cinco concepts pioneros crean una mezcla de movilidad versátil sobre dos y cuatro ruedas, basada en el pensamiento sostenible, que aborda de manera integral una gama extremadamente amplia de necesidades de movilidad que hacen frente a unos requisitos que cambian rápidamente y unos desafíos cada vez más grandes.

La economía circular y los materiales secundarios reducen las emisiones de CO2.

El objetivo principal de BMW Group para lograr la neutralidad climática es reducir las emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida del vehículo. Además de la electrificación de la gama de modelos y el paso a la energía renovable para la fabricación, la compañía se centra especialmente en los principios de la economía circular y el uso de materiales secundarios. Estos materiales, como el aluminio secundario y el acero secundario, pueden obtenerse reciclando material de desecho para su posterior reutilización. El proceso de suministro de materiales secundarios es mucho menos perjudicial para el medio ambiente y requiere una cantidad de carbono muy inferior en comparación con la extracción y fabricación de material primario. Esto puede suponer una importante mejora en la huella de carbono de un vehículo, especialmente en la cadena de suministro. En la actualidad, los vehículos de BMW Group se fabrican con una media de casi un 30% de material reciclado y reutilizado. El desarrollo enfocado desde la idea de “primero lo secundario” pretende aumentar gradualmente esta cifra hasta el 50%.

“El BMW i Vision Circular muestra nuestra forma integral y meticulosa de pensar en la movilidad sostenible. Simboliza nuestra ambición de ser pioneros en el desarrollo de una economía circular”, explica Oliver Zipse, Presidente del Consejo de Dirección de BMW AG. “Somos líderes en la eficiencia de los recursos para la producción y estamos tratando de extender este estatus a todas las etapas del ciclo de vida del vehículo. También se trata de una cuestión de sostenibilidad económica, ya que la actual tendencia ascendente de los precios de las materias primas se traduce en unas consecuencias financieras que perjudican a cualquier industria que dependa de unos recursos limitados”. Y añade: “Daremos el siguiente gran paso para conseguirlo con los modelos “Neue Klasse”. Somos conscientes de que hay muchos seguidores de BMW que esperan un primer anticipo de la “Neue Klasse”, pero el BMW i Vision Circular no lo es. Sin embargo, puedo prometer que, a nivel de sostenibilidad, la ‘Neue Klasse’ se está desarrollando con la misma mentalidad que se ha aplicado en el BMW i Vision Circular”.

El objetivo principal del diseño del BMW i Vision Circular es crear un vehículo pensado para los ciclos de materiales cerrados y lograr el 100% de uso de materiales reciclados / 100% de reciclabilidad. Para ello, se utilizan materiales que ya han completado el ciclo de vida del producto, o materiales secundarios, junto con materias primas de origen biológico certificado. Lo mismo ocurre con el dispositivo de almacenamiento de energía: la batería de estado sólido del BMW i Vision Circular es 100% reciclable y se fabrica casi en su totalidad con materiales procedentes del ciclo de reciclaje. De este modo, se consigue una densidad energética mucho mayor reduciendo considerablemente el uso de los recursos más valiosos.

Diseño circular: un nuevo enfoque.

“En el proceso de diseño del BMW i Vision Circular hemos tenido muy en cuenta la circularidad desde el principio. Como resultado, este modelo Vision está repleto de ideas innovadoras para combinar la sostenibilidad con una estética nueva e inspiradora: llamamos a este enfoque “diseño circular””, explica Adrian van Hooydonk, Vicepresidente Senior de Diseño de BMW Group. El diseño circular abarca cuatro principios: RE:PIENSA, RE:DUCE, RE:USA y RE:CICLA.

RE:PIENSA. El diseño circular empieza por pensar en cosas diferentes. En el caso del BMW i Vision Circular, esto significó examinar los procesos y las tecnologías de fabricación y pensar de forma diferente. Se examinó la función que había desempeñado cada componente hasta el momento, y posteriormente se eliminó la pieza o se rediseñó de forma inteligente para permitir ciclos de materiales cerrados.

RE:DUCE. El lema de “Hacer más con menos” forma parte de la filosofía de BMW i desde hace tiempo. El BMW i Vision Circular lo demuestra a través de una rigurosa reducción del número de componentes, grupos de materiales y acabados superficiales, prescindiendo completamente de la pintura exterior, el cuero y el cromo, por ejemplo. Los materiales procedentes de materias primas biológicas también ayudan a minimizar el impacto medioambiental y contribuyen a reducir la huella de carbono. En cuanto a las características de digitalización, los paneles de control inteligentes reducen tanto la complejidad como el uso de materiales. Además, los tratamientos digitales de las superficies permiten reducir el número de opciones de hardware mientras que abren nuevas posibilidades de diseño.

RE:USA. Lo ideal es que un producto sostenible tenga una larga vida útil, y que una experiencia de producto enriquecedora y agradable haga que el público se entusiasme mucho más al usar dicho producto, y lo utilice durante más tiempo. Una forma de garantizarlo es incorporando la digitalización para crear nuevas experiencias. Las opciones de visualización a través de superficies digitales en el exterior y el interior del coche y la disponibilidad de la “opción como servicio” permiten a los usuarios aportar constantemente algo nuevo al vehículo. Las actualizaciones constantes “over the air” y la computación en la nube mantienen el producto actualizado durante un mayor periodo de tiempo. El ciclo de vida del vehículo también puede alargarse mediante la renovación y el rediseño. Las piezas se desmontan fácilmente y facilitan al usuario su sustitución, lo que le permite seguir rediseñando el vehículo.

RE:CICLA. En lo que respecta a los materiales utilizados, el BMW i Vision Circular se centra en los materiales reciclados (idea de “primero lo secundario”) destinados a ser reutilizados de nuevo al final del ciclo de vida del producto. Para un buen reciclaje es fundamental contar con un número reducido de grupos de monomateriales diferentes con uniones que puedan deshacerse fácilmente. Por esta razón, el BMW i Vision Circular evita las uniones pegadas o los materiales compuestos y utiliza en su lugar tipos de conexión inteligentes, como cordones, botones de presión y cierres rápidos. Presenta un atractivo cierre rápido para las ruedas, los asientos y el panel de instrumentos que crea la “joyful fusion”. El gráfico grabado con láser en el centro del cierre rápido está formado por las letras que componen la palabra “circular” dispuestas en forma de círculo. Una llave tubular especial separa las piezas unidas por el cierre con un solo giro. El cierre “joyful fusion” crea una conexión segura y a prueba de robos y, al mismo tiempo, permite desmontar muchos componentes del vehículo con una sola herramienta.

El enfoque de diseño circular rigurosamente aplicado confiere al BMW i Vision Circular una estética totalmente nueva y atractiva, al tiempo que demuestra que un alto nivel de sostenibilidad puede ir de la mano de una estética lujosa.

Reinterpretación de los iconos clásicos: la parte delantera.

La purista parte frontal transmite la potencia estética del diseño circular. Siguiendo los principios de “RE:PIENSA” y “RE:USA”, el número de piezas se ha reducido al máximo. En lugar de tener un borde cromado con barras, la parrilla con los riñones de BMW se ha interpretado de nuevo como una superficie digital. La superficie de los riñones se extiende por todo lo ancho del frontal, fusionándose con los faros y la parrilla en un inconfundible “doble icono” que seguirá siendo una seña de identidad de BMW. Al mismo tiempo, las superficies de los riñones se convierten en una interfaz gráfica. En el futuro, el diseño digital podría hacer que las variaciones geométricas de las luces y los patagolpes sean prescindibles, lo que ayudaría a reducir la cantidad de materiales y herramientas necesarias.

Una discreta línea gráfica en las superficies de los riñones constituye el único elemento decorativo del frontal. Mediante un proceso de acabado inteligente de la superficie, da un nuevo y artístico giro al ya conocido aspecto de las barras en paralelo que componen los riñones. Este gráfico de líneas da forma a un tema que también se repite en las ventanillas, la zaga, el techo, las llantas y los revestimientos del suelo. El BMW i Vision Circular no tiene ningún otro elemento decorativo o distintivo de los que se utilizan actualmente para destacar la calidad del producto. El logotipo de la marca en el frontal está grabado y el distintivo del modelo está grabado con láser para evitar el uso de piezas adicionales.

Las superficies bajo el parabrisas son de aluminio secundario. Un grupo de sensores adicional entre los dos riñones agrupa las funciones tecnológicas, permitiendo un desmontaje sencillo dentro de un único elemento desmontable. La zona del paragolpes situada más abajo está fabricada en plástico reciclado con una sofisticada superficie jaspeada.

Una nueva silueta para BMW: la vista lateral.

El enfoque de diseño circular también desprende purismo cuando se ve el coche de perfil. El BMW i Vision Circular tiene un diseño de monovolumen compuesto por un número reducido de piezas, con una variedad de materiales diferentes reducida al mínimo. El lenguaje de diseño es claro y accesible. Las proporciones, por su parte, llevan a BMW en una nueva dirección. El vehículo se extiende en un volumen ininterrumpido desde el eje delantero hasta el trasero, ofreciendo una generosa habitabilidad interior partiendo de un espacio reducido. Incluso cuando está parado, la línea del techo ascendente y el panel del capó orientado hacia delante dan a la compacta silueta la apariencia de estar avanzando dinámicamente por la carretera. Las ruedas forman casi los límites exteriores del vehículo, combinándose con los pasos de rueda prominentemente ensanchados para generar una presencia deportiva. Junto con su arquitectura electrificada, el Vision Vehicle ofrece un interior propio del segmento de lujo en un coche pequeño.

El amplio y acristalado habitáculo confiere una sensación de modernidad y ligereza en la vista lateral. En lugar de utilizar una moldura cromada como marco para el dibujo de las ventanillas, hay una fina superficie digital que se extiende como una cinta alrededor de la curva Hofmeister. No es sólo un elemento estético, sino también una superficie de visualización y control/operación. Puede utilizarse para mostrar información sobre el estado del vehículo y guiar a los usuarios hacia los tiradores de las puertas mediante una luz cuando se acercan al coche. Cuando se toca el tirador, las dos puertas se abren en direcciones opuestas, facilitando la subida del conductor y los pasajeros y mostrando un habitáculo de generosas dimensiones.

Superficies pulidas mejor que pintadas

El BMW i Vision Circular evita el uso de pintura para el exterior, y en su lugar presenta una carrocería de aluminio secundario con un acabado en oro claro anodizado. La sensación más calmada del tono Anodized Mystic Bronze contrasta con la superficie más “alegre” y colorida de la parte trasera, realizada en acero tratado térmicamente. El proceso de tratamiento térmico crea el color Temper Blue Steel, un seductor juego de superficies en color púrpura azulado cuyo aspecto de nube daría un toque muy individual a cualquier vehículo. Los procesos de refinamiento empleados para cada una de las superficies les confieren un importante efecto visual, conservando la pureza bruta de los dos metales para una óptima reutilización. Esto demuestra que en el futuro será posible dar un acabado a las superficies mediante procesos innovadores sin necesidad de recurrir a acabados de pintura.

Detalles innovadores en la zona de las ruedas.

Los neumáticos en “Vivid Blue Rubber” están fabricados con caucho natural certificado y cultivado de forma sostenible y tienen un aspecto ligeramente transparente. Para reforzar el compuesto de los neumáticos se añaden partículas de caucho reciclado de más color, lo que crea un intrigante efecto terrazo y destaca la reutilización de materiales. Las llantas están diseñadas y fabricadas con un uso mínimo de materiales. El centro de las llantas, con una permeabilidad máxima, proporciona la refrigeración a los frenos, mientras que las superficies más cerradas de los extremos de las ruedas garantizan la mayor eficiencia aerodinámica posible. Las ruedas se fijan con el cierre rápido “Joyful Fusion” que adorna el centro de la llanta, cobrando un gran protagonismo visual. Una estrecha aleta integrada en el centro de la sección trasera del techo de cristal, sólo visible cuando se mira desde arriba, contiene la tecnología de comunicación y las antenas y proporciona información sobre el estado del vehículo (abierto/cerrado, nivel de carga de la batería, etc.). También integra la luz de freno central instalada en una posición elevada.

Monolítica y moderna: la parte trasera.

La parte trasera también tiene un aspecto purista y limpio. Todas las superficies de visualización y las funciones de iluminación están integradas de forma invisible en el portón trasero de cristal oscurecido, reproduciendo la idea empleada en la parte frontal. Cuando el coche está apagado, sólo es visible el logotipo bidimensional de BMW en la superficie de cristal oscurecido. Al encender el coche, se activan tanto los elementos luminosos funcionales como el gráfico de líneas en el frontal. Bajo el portón trasero, una superficie de acero secundario crea un llamativo movimiento horizontal. Una ligera elevación en este punto añade dinamismo a la parte trasera y da forma a un ribete de la más alta calidad. Más abajo, el paragolpes negro, perfectamente minimizado y optimizado aerodinámicamente y fabricado también con plástico reciclado, completa el diseño de la parte trasera en su punto más próximo al asfalto.

Lujo sostenible: el diseño interior.

En el habitáculo, el BMW i Vision Circular busca crear un ambiente lujoso, empleando materiales y procesos de producción que son indicativos de una manera de trabajar responsable con el medio ambiente y sus recursos. El interior del BMW i Vision Circular da un adelanto de lo que será posible en el futuro en lo que respecta a la circularidad y la selección de materiales, y el fascinante tipo de estética que podría surgir como resultado. Para ello, no sólo hay que utilizar los materiales básicos adecuados en forma de monomateriales, sino también nuevas e inteligentes técnicas de unión entre los mismos que eviten el uso de pegamento para garantizar una facilidad óptima para el desmontaje y clasificación en una fase posterior. Para minimizar la cantidad de residuos y recortes, todos los componentes y materiales se fabricarán a medida mediante procesos como la impresión 3D. El material sobrante se reintroducirá sistemáticamente al ciclo de materiales.

El interior: moderno, luminoso y sumamente sostenible.

Las dos puertas exteriores con bisagras se abren de par en par para revelar un habitáculo luminoso y aireado. La combinación de colores básica del interior se compone de un color topo con elementos grises y un tono verde menta claro (“MONOchrome Mint”) utilizado para el suelo y los paneles laterales. Esto combina perfectamente con el acabado topo/violeta “MONOchrome Taupe” de los asientos delanteros y traseros para crear un ambiente moderno y acogedor. Los detalles metálicos en bronce dorado en el mismo tono Anodized Mystic Bronze utilizado para el exterior añaden un contraste cálido y sofisticado.

El interior recibe al conductor y al copiloto con un alto grado de luminosidad y una sensación de espacio abierto. El techo de cristal con una pronunciada colocación pronunciada hacia atrás da a los que van delante la impresión de estar sentados al aire libre, al tiempo que maximiza la sensación de amplitud que se experimenta dentro de un espacio reducido. Los cuatro asientos se han diseñado intencionadamente para que parezcan muebles. En la parte delantera, dos asientos de tipo “lounge” separados con reposacabezas integrados crean un ambiente exclusivo. Su tapicería aterciopelada está compuesta a partir de plástico reciclado y se asienta sobre un marco de aluminio de color dorado claro. Los asientos se apoyan en una esbelta base monoposte con ajuste hacia delante y hacia atrás. Junto con la ausencia de la consola central, este diseño tiene como resultado la creación de un generoso espacio para las piernas de los pasajeros de la segunda fila. El respaldo de los finos asientos delanteros está fabricado con plásticos reciclados y tiene un acabado con efecto terrazo. Aquí se encuentra otro cierre rápido circular “Joyful Fusion” para un desmontaje sencillo, que permite separar y clasificar fácilmente el metal y el tejido, para luego reutilizarlo.

Panel de instrumentos reinterpretado.

La experiencia global del usuario en el BMW i Vision Circular, al igual que sus características materiales, proporciona una visión de un futuro más lejano en el que el coche tendrá una mayor inteligencia y más sensores para interactuar con el usuario. Al reducir el número de componentes y agrupar sus funciones, se crea una “experiencia phygital”. Este término recién acuñado se refiere a la conversión de lo digital en una experiencia háptica. Dependiendo de cada caso, se trata de implementar la tecnología de una forma totalmente integrada y prácticamente invisible, como una extensión del principio de “tecnología discreta”, o -como demuestra el cuadro de instrumentos- de exhibirla deliberadamente y darle una nueva vida como un símbolo artístico.

El clásico panel de instrumentos se ha convertido en una interfaz de usuario “phygital” de última generación. En este caso, adopta la forma de una escultura flotante en forma de V que se proyecta hacia el interior del habitáculo. En su centro hay un cuerpo de cristal impreso en 3D con nervios que lo atraviesan, una gran profundidad visual y un fascinante efecto de iluminación. Aquí es donde se proyecta el “pensamiento” del vehículo, permitiendo al usuario ver su inteligencia en funcionamiento. Sin embargo, el panel de instrumentos también sirve como zona de interacción, dando forma a la idea fundamental de crear experiencias que vayan más allá de las pantallas y los botones. El cuerpo de cristal está decorado a ambos lados por madera tratada de forma natural obtenida de forma responsable y certificada externamente, como ocurre con todas las materias primas de origen biológico. Los elementos de bronce dorado fabricados con aluminio secundario anodizado conectan el panel de instrumentos con los pilares A. Las secciones laterales metálicas vuelven a contar con los cierres rápidos “Joyful Fusion” para facilitar su desmontaje.

Pantallas reimaginadas.

El área de información que normalmente se espera encontrar en una pantalla de información central se encuentra por encima del panel de instrumentos en la parte inferior del parabrisas. Esta zona de visualización lleva el Head-Up Display, tal y como lo presentó BMW por primera vez, a un nivel completamente nuevo. Toda la información relevante se proyecta en la zona inferior del parabrisas en toda su anchura. Aquí se encuentran las indicaciones para la conducción, así como las funciones de comunicación y entretenimiento para los pasajeros. La información puede trasladarse directamente al campo de visión del usuario u ocultarse, según se desee. El uso inteligente de las tecnologías transforma el parabrisas en una fuente de información, eliminando al mismo tiempo la necesidad de instalar otras pantallas en el interior, siendo otro ejemplo de la aplicación del principio de “tecnología discreta” en el diseño. Los contenidos proyectados se controlan mediante pads de interacción en el volante, mientras que los pasajeros pueden conectar fácilmente sus dispositivos móviles al vehículo y, a continuación, consultar contenidos personalizados en la sección del parabrisas que queda por delante del copiloto o activar los altavoces personales para obtener una oferta de infoentretenimiento integral. Desde el exterior, una superficie impresa en negro con un patrón en dorado-bronce da un efecto añadido a la zona de visualización del parabrisas.

Volante impreso en 3D.

El volante constituye un vínculo entre el pasado y el futuro mientras que reduce la cantidad de material y componentes. El aro se ha impreso en 3D a partir de material biológico, y la opción de polvo de madera que se muestra aquí da al volante una sensación natural y cálida. La posición central, poco convencional, del radio vertical en bronce dorado añade un toque de modernidad. Incorpora otra zona con una interfaz de cristal retroiluminada y pantallas similares a las del panel de instrumentos. A la izquierda y a la derecha del centro del volante, cerca de los pulgares del conductor, hay unos pads que se activan cuando los pulgares se mueven hacia ellos o los tocan y que se manejan con los movimientos de los mismos (similares a los volantes multifunción actuales). Estos pads son puntos de contacto digitales que refuerzan el principio de “manos en el volante, ojos en la carretera” y controlan el contenido que se muestra en el área de información del parabrisas.

La superficie de la pantalla conecta el exterior con el interior

La pantalla de visualización y control situada bajo las ventanillas visibles en el exterior del coche se encuentra también en el interior, formando un elemento de conexión entre el interior y el exterior. También en este caso, se extiende hacia la parte trasera del coche y alrededor de la curva Hofmeister. Con el mismo aspecto de cristal que el panel de instrumentos y la iluminación ambiental, este elemento en los laterales se suma al aura intrigante y mística que disfrutan los pasajeros en el habitáculo. Además, incorpora una serie de funciones, como los interruptores de los elevalunas eléctricos, los mandos de apertura de las puertas y los controles del parasol del techo. De este modo, constituye el único componente electrónico de las puertas, y puede extraerse sencillamente como un módulo al desmontar el vehículo, para luego separarlo y clasificarlo.

Un acogedor compartimento trasero.

La pronunciada orientación hacia atrás del parabrisas en la parte trasera ofrece a los pasajeros un techo de cristal independiente con función de sombreado automático. Este sistema comprende dos paneles de cristal con un patrón de líneas paralelas que pueden empujarse entre sí para variar el grado de sombreado entre el 50% y el 100%. El uso de dos paneles para la función de sombreado da como resultado un diseño muy fino que no aumenta la altura. En este caso, el diseño gráfico inteligente ha dado lugar a una innovación que no requiere ninguna tecnología o electrónica adicional y que, sin embargo, consigue el máximo efecto.

Además, la parte trasera del habitáculo se ha transformado en un gran asiento corrido ligeramente elevado, que ofrece un acogedor espacio para dos personas con unas almohadillas laterales acolchadas y de amplias proporciones. Los reposacabezas se asemejan a unos cojines colocados sobre una estructura que los soporta, lo que acentúa aún más el carácter confortable y acogedor. Los altavoces están situados bajo los cojines de los reposacabezas. Cada asiento tiene su propia zona de sonido, lo que significa que el contenido de audio personalizado puede disfrutarse en cualquier lugar del vehículo sin interferencias acústicas. El control directo del sonido reduce el número de piezas necesarias y simplifica el desmontaje del sistema. Este es sólo un ejemplo de las posibles formas de integrar sutilmente las modernas características técnicas en un ambiente interior que tenga la apariencia de un cómodo apartamento.

Detalles sofisticados en la parte trasera.

La tapicería de los asientos en MONOchrome Taupe está fabricada en su totalidad con material reciclado, pero aquí se ha tejido en un elaborado diseño “Jacquard”. La lujosa tapicería cuenta con un preciso bordado y se sujeta con botones de presión para facilitar el desmontaje, como en los asientos delanteros. La banqueta trasera está adornada con un marco de aluminio anodizado en color bronce dorado. El método de unión de la tapicería del asiento con el marco es otro detalle digno de mención aquí, ya que la tela se entrelaza con el marco mediante un cordón. La unión puede deshacerse de nuevo manualmente cuando llegue el momento de desmontar el asiento. La espesa moqueta en MONOchrome Mint crea un ambiente agradable en todo el vehículo. Lleva impreso el característico patrón de líneas conocido del exterior y está fabricada con plástico 100% reciclado. En el pilar C, el iDrive Controller de cristal procedente del BMW iX disfruta de una segunda vida con una nueva función como lámpara: un toque muy inteligente que ilustra el principio de “RE:USA”.

El diseño del sonido del BMW i Vision Circular.

El compositor Hans Zimmer y Renzo Vitale, Director Creativo de sonido de BMW Group, han diseñado un sonido exclusivo para el BMW i Vision Circular que permite que su circularidad también se escuche. “La idea era combinar diferentes muestras para seguir inyectando nueva vida a los sonidos del interior del vehículo, del mismo modo que sus materiales tienen una nueva vida”, explica Hans Zimmer. “El concepto de que los objetos tienen una vida útil casi infinita nos inspiró a utilizar también muestras de instrumentos físicos de una época pasada, como un famoso violonchelo antiguo que sigue funcionando en los tiempos modernos gracias a las bondades de la circularidad digital”. Tomando como punto de partida los materiales utilizados en el vehículo, el dúo también experimentó con muestras y bucles de elementos sonoros, lo que les permitió descubrir una amplia gama de sonidos producidos por los diferentes elementos del coche. Todos y cada uno de los tonos que aparecen aquí capturan los movimientos de las estructuras exteriores, las zonas interiores, los materiales, las luces y las indicaciones visuales.

La conexión a la red de vehículos abre nuevas posibilidades de uso.

Además de todas las innovaciones en las áreas de materiales y diseño, el BMW i Vision Circular también ofrece la posibilidad de utilizarlo como un elemento de carga bidireccional. En este caso, el vehículo actuaría como un dispositivo móvil de almacenamiento de energía y alimentaría su entorno, por ejemplo, edificios e infraestructuras. Incluso puede devolverla a la red eléctrica para ayudar a absorber los picos de demanda.

Movilidad inteligente basada en los datos para lograr la máxima eficiencia en el tráfico urbano.

Otra medida clave en el camino hacia la movilidad urbana sostenible va más allá del propio vehículo: hacer un uso inteligente de los datos de tráfico disponibles en tiempo real y a intervalos muy cortos para lograr la máxima eficiencia en la movilidad. Hasta la fecha, BMW Group ha fabricado más de 14 millones de vehículos conectados que ya circulan por las carreteras del mundo. Además, el grado de conectividad y la precisión de la tecnología de sensores utilizada mejoran constantemente. Pero la información recopilada por cada vehículo no sólo se utiliza para apoyar sus propias funciones. Con el consentimiento del usuario, se comparte con toda la flota conectada, permitiendo que todos los vehículos se beneficien de esta inteligencia de enjambre. Se podrían optimizar las recomendaciones de velocidad para aprovechar mejor las fases de los semáforos (“ola verde”), prever con mayor precisión el flujo de tráfico y minimizar los periodos de retención gracias a la comunicación de los vehículos entre sí y con su entorno. Las emisiones de CO2 causadas por el tráfico parado o incluso por la búsqueda de aparcamiento podrían reducirse significativamente gracias a la colaboración de un gran número de usuarios.

Más información con la aplicación BMW i Insight Vision.

La aplicación BMW i Insight Vision ofrece una nueva forma de experimentar y explorar el BMW i Vision Circular de forma interactiva. La aplicación utiliza una gran cantidad de ejemplos diferentes para visualizar los cuatro principios básicos de la economía circular: RE:PIENSA, RE:DUCE, RE:USA y RE:CICLA. Todos los aspectos de los modelos Vision pueden descubrirse de forma entretenida con la ayuda de la realidad aumentada. Se ha añadido información adicional, detalles de fondo y datos para enriquecer la experiencia del usuario y ofrecer una amplia variedad de conocimientos tanto del proceso de diseño como de los materiales y tecnologías utilizados. El diseño de la aplicación se ha inspirado en el de la aplicación My BMW. La experiencia de la aplicación BMW i Insight Vision está disponible exclusivamente en el stand de la feria.

RE:BMW Circular Lab – RE:PIENSA, RE:DUCE, RE:USA y RE:CICLA.

BMW Group organiza el RE:BMW Circular Lab aprovechando su presencia en el evento IAA para ofrecer más información sobre la economía circular. BMW Group pretende mostrar al público las ventajas de la economía circular con esta experiencia híbrida y plataforma de comunicación. Bajo el paraguas de los cuatro principios fundamentales del diseño circular, el RE:BMW Circular Lab invitará a los visitantes de la IAA a experimentar de primera mano lo que significan la economía circular y el diseño circular durante los talleres. Los “Héroes Circulares”, como han sido bautizados, ofrecerán a sus usuarios una forma fácil, divertida y artística de familiarizarse con los principios del diseño circular que, además, ha demostrado ser completamente factible.