, , ,

EBERHARD & CO. INAUGURA SU PROPIO MUSEO EN EL HISTÓRICO EDIFICIO DE LA CHAUXDE-FONDS DONDE TODO EMPEZÓ

Construido por el fundador de la compañía Geordes-Lucien Eberhard a primeros del siglo XX, la famosa Maison de l’Aigle (Casa del Águila) aloja la colección histórica que representa la marca. Una memorable ceremonia de inauguración donde el Águila regresó a su cúpula.

Eberhard & Co

La historia de Eberhard & Co. encuentra pocos paralelismos en el mundo de la relojería suiza: después de más de 130 años ininterrumpidos, la marca continúa impactando con sus
creaciones únicas y estilo extraordinario, resultado de su pasión sin límites por el arte de desafiar el tiempo.

A lo largo de los años, solo dos familias han estado al frente de la marca, factor crítico para ayudar a mantener su identidad original y su espíritu de independencia imperdurable. Para rendir homenaje a una historia definida por el éxito, iniciada en 1887 y marcada por creaciones icónicas incontables, Barbara Monti, CEO de Eberhard & Co., ha decidido volver a la
Maison de sus raíces y al mismo tiempo rendir homenaje a la ciudad que vio como la manufactura suiza creció y prosperó.

Eberhard & Co. fue fundada en La Chaux-de-Fonds, el lugar de nacimiento de la cultura relojera que ha seducido al mundo estero. La mayor parte de su historia, la marca estaba en la
“Maison de l’Aigle”, uno de los edificios más impresionantes del núcleo relojero y que ha sido declarado por la UNESCO patrimonio histórico hace 10 años. La compañía vuelve a sus
orígenes para inaugurar el primer museo dedicado a la marca, un movimiento que simboliza la continuidad, una de las principales fortalezas de la compañía.

El 27 de junio, justo en el 10º Aniversario de la declaración de la UNESCO, una selección histórica de la herencia va a ser expuesta por primera vez en un espacio creado para la ocasión. Conjuntamente con el amor y la pasión desarrollados durante décadas, la colección consta de aquellos relojes que abarcan toda una vida de manufactura de Eberhard: desde los primeros relojes de bolsillo que testaban las habilidades de los fundadores, así como los primeros cronógrafos de muñeca que pronto se enriquecieron con prestigiosas complicaciones, hasta minúsculos y elegantes relojes femeninos y otros modelos masculinos caracterizados por un estilo deportivo de alta tecnología, como los relojes de buceo de los años 50, todos ellos demostrando la constante evolución y acabado de los modelos; terminando la exposición con un avance del nuevo y exclusivo calibre EB140. Las numerosas patentes registradas por Eberhard & Co. a lo largo de su historia son el pilar de la exhibición, que no dejará de sorprender y asombrar a los visitantes y curiosos.

Lo más destacado del día de inauguración también fue una sorpresa, muy apreciada por los habitantes de la ciudad: gracias a los esfuerzos combinados de Eberhard & Co. y el
ayuntamiento de La Chaux-de-Fonds, que han apoyado a los propietarios, el Reyner, el Águila histórica – colocada en la parte superior del edificio por Georges-Lucien Eberhard – vuelve a
reinar sobre la avenida Léopold-Robert, después de un largo proceso de restauración. El nuevo museo Eberhard & Co. formará parte del “open day” de la 9º Edición de la “Biennale
of Watchmaking Heritage” en noviembre, un evento obligado para aquellos que quieren sentir de cerca, aunque sea por un día, el sueño de la Alta Relojería.

Para poder visitar el museo, visite www.eberhard1887.com