,

BUSINESS: Noticias – LA BANCA ESPAÑOLA DIVIDE AL CONSENSO

14604575200537

La cascada de presentación de resultados de la banca finalizó el viernes de la semana pasada con el Banco Popular y este mismo lunes analistas del Banco Santander emitían un informe situando al sector bancario español entre los de mejores perspectivas a corto plazo y como inversión estratégica: “Los bajos tipos de interés y el escaso crecimiento del crédito sumados a la inestabilidad política se han dejado sentir en el sector en 2016. Tenemos buenas expectativas para 2017, con una valoración que continúa siendo interesante y la debilidad de los fundamentales ya descontada en las expectativas de mercado”. Los analistas de Santander recomiendan comprar Bankia, con un precio objetivo de 1,15 euros, y CaixaBank, con un precio objetivo todavía en revisión.

Dentro de esta línea optimista, los analistas de Bankinter han mejorado notablemente sus perspectivas sobre los dos líderes del sector –Santander y CaixaBank–. Respecto a Santander, cuyo precio objetivo sube de 5,80 euros a 6,75 euros, la opinión es que “el viento sopla a favor en Brasil, donde la franquicia gana tracción apoyada en recuperación macro, la gestión de márgenes y la recuperación del Real. Reino Unido afronta la incertidumbre que genera el “Brexit” en buenas condiciones y en España lo mejor está por llegar (¿2018?)”. Sobre CaixaBank, donde la valoración trepa hasta 4,70 euros desde los 3,75 euros previos, el argumento es que “la revalorización de la cotización (+37,5% en el conjunto del año), refleja la mejora de los fundamentales (márgenes, actividad, rentabilidad…) y empieza a anticipar el final del entorno actual de tipos de interés. Pensamos que CaixaBank aún tiene capacidad para sorprender positivamente debido al aumento esperado en la demanda de crédito y la mejora de los indicadores de riesgo”.

Los resultados del primer trimestre de este año, permiten “identificar algunas de las principales tendencias que podrían marcar los resultados futuros”, según la Nota del Mes dirigida a los partícipes de 1962 Capital Sicav por su consejera delegada y gestora, Ofelia Marín-Lozano. Entre estas tendencias están el traspaso de depósitos a plazo a cuentas con menor coste, la estabilización del los márgenes con clientes después de años de caídas, la captación creciente de productos de fuera de balance que aportan comisiones, el ajuste de costes operativos –donde todavía hay recorrido– y las menores dotaciones a provisiones –tanto por la menor morosidad como por el saneamiento de las carteras de créditos–.

Marín-Lozano, cuya Sicav tiene la mitad de su patrimonio de alrededor de 6 millones de euros posicionada en el sector financiero europeo –y el 50% de este porcentaje, en España–, confía mucho en el sector. “Es el que ha estado más machacado los últimos 5 o 6 años y el dinero de la renta fija, que ofrece un bajo rendimiento, va a ir al sector más damnificado”, argumenta. Tampoco cree que los ratios de cotización de los bancos sea ahora exagerado. “Menos Bankinter, todos cotizan por debajo del valor contable, con unos ROE no muy altos, pero que van a mejorar claramente”, señala. La clave de esta mejoría de la rentabilidad y de la fuerte revalorización de las cotizaciones de los bancos está en la positiva evolución esperada de los tipos de interés en la que quiere creer buena parte del mercado.

En su Nota, la gestora de esta Sicav apunta que “el retorno del Euribor a niveles positivos, que necesariamente debería producirse, en un espacio temporal no muy superior a un año, en un entorno de normalización de tipos, determinaría un aumento notable de la rentabilidad, en la medida en que tendría una repercusión inmediata sobre la mayor parte del activo –dos terceras partes de los préstamos concedidos son hipotecas a interés variable– y sólo parcialmente sobre el pasivo, dada la migración experimentada desde depósitos a plazo hacia las cuentas a la vista, fondos de inversión y seguros”.

Los analistas de Carax Value, que cubren 40 valores bancarios europeos, creen que el actual Precio en relación con el Valor en Libros (P/BV) “`correcto´ para el sector continúa estando alejado del nivel de ROE, que sigue sin convencer en términos absolutos (6% de media para 2017), incluso a pesar de mostrar cierta recuperación respecto a 2016. Cualquier nivel claramente por debajo del 10% hace que, un nivel de P/BV de 0,9x se encuentre en la frontera de lo caro”. Esta casa de Bolsa estima que los beneficios de los bancos en 2017 están subiendo con fuerza debido a que en 2016 estaban “completamente hundidos (base comparable poco exigente). De ahí que no resulte extraño ver estimaciones del +43% en el BPA de 2017 y +11% en el de 2018”.

Carax Value introduce una explicación más para el alza de los valores bancarios, que es la posible recuperación de los dividendos debida al coctel de factores positivos que parecen rodear al sector. Así, los dividendos “empiezan a recuperar los niveles precrisis (se espera que en 2018 alcancen dicha cifra), incluso a pesar de que su `equity´ casi se ha doblado entre 2006 y 2018 hasta alcanzar la cifra de 1,4 Tn€ (en nuestra cobertura de 40 bancos)”, explica esta firma. “Por tanto, para aquellos que quieran jugar la historia de los dividendos, el sector bancario ofrece buenas razones para mantener en cartera sus acciones”, concluye.

Por su parte, José Ramón Iturriaga, gestor de Abante, escribe en su Carta de este mes que “a los precios actuales tienen todavía un potencial de revalorización considerable” sectores como la banca, “en general, vapuleados durante los últimos años” y donde “el mercado va por detrás”.

Pero, espurgando un poco más, también hay dudas sobre las perspectivas en Bolsa para los bancos españoles. Xabier Brum, gestor de Fidentiis, cree que “las cotizaciones están en precios con 1 vez P/BV y ROEs del 10%”. Aunque opina que los bancos “han ido haciendo los deberes”, duda sobre la visibilidad y consistencia de los resultados: “Me hubiera gustado que la mejora de los beneficios viniera en un 50-60% del negocio bancario típico, pero tengo miedo de que los ROEs sean `flor de invierno´. Hay que diferenciar entre el margen de intermediación del negocio típico y las rentabilidades obtenidas por el rendimiento de las carteras de activos, la caída de las provisiones y otros recursos que no son recurrentes”.

También se muestra cauteloso Jesús de Blas, gestor de Bankoa CA Banca Privada, quien cree que “hay mucha discrepancia en los precios objetivos del consenso para los bancos y excepciones muy llamativas”. Se refiere a las firmas extranjeras: la alemana Berenberger –que ha sepultado el precio objetivo de BBVA hasta colocarlo en 3 euros– o la norteamericana Jefferies, que ha bajado el suyo para Santander hasta los 4,10 euros por acción. De Blas prefiere ser cauto, ya que “las subidas de las cotizaciones de los últimos tres meses por las favorables expectativas de tipos de interés ya han puesto muy en precios a los bancos. Se han cotizado buena parte de las expectativas. Además, no hay suficiente visibilidad sobre cuáles serán los beneficios recurrentes de la banca descontados elementos como las provisiones o sorpresas como la sentencia de las cláusulas-suelo”.

Dentro de los valores bancarios, también hay casos especiales. Uno es Bankinter, cuya trayectoria en Bolsa ha sido excepcional. Norbolsa tiene al valor en Venta: “Los resultados 1T17 han valido para refrendar nuestras estimaciones para 2017 y años posteriores. Así, reiteramos el precio objetivo de 7,10 euros y nuestra recomendación de Venta en el valor. Pensamos que la entidad merece una valoración superior a la media de los comparables por su mejor posicionamiento y rentabilidad (P/TBV ajustado implícito de 1,5x según nuestra valoración), si bien la cotización actual excede con creces esos niveles (P/TBV de 1,9 x estimado para cifras 2017). Vemos más valor en otros comparables con ratios de valoración menos estresados”.

Sin embargo, Norbolsa es positiva con Santander: “Tras los resultados, hemos revisado nuestras estimaciones al alza de forma notable y hemos ajustado nuestra valoración de la compañía. Así, el nuevo precio objetivo es de 6,60 euros/acción (vs 5,60 euros/acción a 26/1/17). Mantenemos nuestra recomendación de Compra, entendiendo que la entidad cuenta con suficientes palancas para acelerar el crecimiento en los próximos años, a lo que se sumará el alza de los tipos de interés como impulso adicional. Reino Unido se entiende como un riesgo en el medio plazo ante el inicio de las conversaciones para completar el Brexit, por lo que estaremos muy atentos a la evolución de los indicadores macro”.

Caso aparte en las valoraciones es el Banco Popular, cuyos resultados trimestrales son, para Link Securities, “negativos, quedando muy por debajo de los estimados por los analistas, debido a las mayores dotaciones de provisiones inmobiliarias realizadas por los nuevos gestores de la entidad. Además, el consejero delegado indicó que no revelarán su Plan de Negocio hasta que esté perfilado al 100%, algo que no sucederá hasta verano. Creemos que la cotización de Popular seguirá muy presionada hasta que se desvele la estrategia a seguir para los próximos ejercicios. En el terreno positivo, la entrada en el capital de nuevos inversores extranjeros supone una buena noticia al transmitir confianza en el futuro de la entidad”.

*Fuente: Consenso del Mercado
Más Información: www.infobolsa.es