, , , , , , , ,

BETTO GARCÍA diseñador de sombreros y tocados de alta costura

BETTO GARCÍA diseñador de sombreros y tocados de alta costura

Betto García (Valencia, 1986) Cuando empezo a diseñar complementos cuando era muy jovencito. Cada vez más amigas le hacían encargos. De las bandanas, pendientes y pulseras pasó a los tocados. “Me adentré en el rollo boda y comencé a ganar un dinerito”, explica el valenciano Betto García. En ese momento decidió irse a Londres para aprender el idioma y el oficio: “Mi inglés era nulo y realmente no sabía coser”. Comenzó lavando platos en un local de comida rápida.

diseñador de sombreros

«Me inspiro en mujeres poderosas: mi hermana, mi tía y mi abuela»

Betto García uno de los diseñadores de sombreros más reconocidos, no solo en España, sino a nivel internacional. Una serie de fortuitas casualidades le fueron llevando por el camino que le ha permitido debutar en Manhattan el año pasado de la mano de Palomo Spain, el otro huracán de la moda española, y a hacerlo de nuevo este año con Christiano Siriano.

 diseñador de sombreros

diseñador de sombreros

Las creaciones de Betto García salen de su taller en Valencia. Cinco personas trabajan con él. Los pedidos se acumulan. Pamelas, canotiers, borsalinos, fedoras, boinas o diademas asoman por todas partes.

diseñador de sombreros de alta costura

diseñador de sombreros

diseñador de sombreros

“Son para mujeres atrevidas, con carácter, muy seguras de sí mismas”. Cada pieza es única. Sus precios van de los 180 a los 450 euros. “La mayoría de pedidos que recibimos son para bodas. En Inglaterra y en Australia tienen mucha cultura de sombreros. Aquí es un sector por desarrollar”. Solo hay una máquina de coser. Todo lo hacen a mano.

Betto García Uno de los diseños de Betto García en el desfile de Palomo Spain, en la Nueva York Fashion Week.

Betto García Uno de los diseños de Betto García en el desfile de Palomo Spain, en la Nueva York Fashion Week.

Dicharachero y expansivo, el valenciano tiene su propio estilo. “Philip Treacy es el hombre más fusilado de la historia de la moda. En sombrerería todo recuerda a él. Admiro su trabajo, pero trato de ir por otras vías”. Así lo ha demostrado también en sus incursiones teatrales, como las piezas que hizo para Esto no es la casa de ­Bernarda Alba.

 alta costura

diseñador de sombreros

diseñador de sombreros