,

PERFUMERÍA: L’ENVOL DE CARTIER – Perfume de lujo para hombre

Cartier es una de las pocas Maisons de perfumería que cuenta con su propia perfumista. Mathilde Laurent llegó a la Maison en 2005. Para Cartier se trata de un privilegio, así como la garantía de una escritura unívoca, en completa armonía con el espíritu de la Maison.

A lo largo de sus creaciones, desde Les Heures de Parfum a L’Envol de Cartier, pasando por La Panthère y Baiser Volé,  Mathilde Laurent teje un lazo olfativo entre cada perfume Cartier, un parentesco de exigencias y elegancia característico  de la Alta Perfumería de la Maison, una firma singular, auténtica y profundamente joyera.

Visionaria, iconoclasta, libre y rigurosa, Mathilde Laurent establece conexiones entre el perfume y la joyería, su propia imaginación y la esencia de la Maison.

La perfumista establece correspondencias inteligentes, las de materias primas sublimadas por un engaste invisible, o la de un perfume y un aderezo… Una ecuación que ya Cartier había inaugurado antes de su llegada con su gran clásico Must de Cartier (1981). Exuberante y excesivo, este orientalverde lleva en él el origen de los perfumes Cartier. Icono de su época, contiene todos los elementos de la narrativa de Cartier: la leyenda, el exceso, la tradición, el savoir-faire y la modernidad… en otras palabras: la pasió

Mathilde Laurent escribe los nuevos capítulos de esta historia de pasión en torno a armonías complejas, como el lirio sin artificios, intenso y soberano del perfume Baiser Volé; acordes inéditos como las notas “pura sangre” de l’Heure Fougueuse IV; o precipitados de moléculas sintéticas como la vanilina de l’Heure Perdue XI.

El deseo de despertar emociones y desencadenar una explosión de sensaciones… Así es el proceso creativo de Mathilde Laurent

Obras de laboratorio o alquimia de taller, el recorrido  vibra con armonía. Todo comienza con una idea, el deseo de desatar una emoción y trastornar los sentidos.
Mathilde Laurent obedece a un ideal único, y selecciona sus ingredientes en función de los choques sensoriales que provocan.

¿Cómo hacer palpitar un corazón e incitar a un hombre a declarar sus sentimientos? La respuesta yace en la introducción de la pimienta que da fuerza al perfume Déclaration d’un soir.

¿Cómo revelar la faceta felina de una mujer? Haciendo surgir el lado felino de una flor, una gardenia rica en matices de chipre aterciopelados… el mito del almizcle y del felino más fragante de la creación, reunidos para encarnar el perfume La Panthère.

Con el Eau de toilette para hombre L’Envol de Cartier, la más reciente creación de la Maison tras el lanzamiento del eau de parfum, Mathilde Laurent busca fomentar la fortaleza para reinventarse cada día, la elevación del espíritu que propulsa al alma más allá de las nubes.

El laboratorio de perfumes Cartier, inaugurado en 2014 y dirigido por Mathilde Laurent, perfumista de la Maison, es el resultado de una colaboración entre la Maison Cartier y la firma de arquitectura de Jean Nouvel, diseñador de la sede de la Fondation Cartier, ubicada en el boulevard Raspail en París.
Este espacio de creación ultramoderna, situado en la sexta planta del edificio de la Fondation, es el lugar donde se elaboran los perfumes de la Maison.

Perfume de lujo

Allí, la arquitectura impone su rigor y su noción de lo esencial.
Nada sobra, tan solo están presentes los más elementales requisitos que exige un verdadero laboratorio de perfumista a la altura de Mathilde Laurent, cuyas investigaciones transcurren a nivel molecular.

Perfumista y arquitecto comparten una misma visión, de la cual surge un mobiliario concebido en función de las necesidades específicas de Mathilde Laurent, desde el órgano
de perfumería hasta los archivadores.
Y puesto que Mathilde Laurent practica la perfumería como un arte químico, en el laboratorio abundan los matraces aforados, las pipetas y los balones de destilación.

Oriental fresco
Reinventarse, alzar el vuelo, con creatividad y confianza, hacia su fuerza interior… Una sensación luminosa, una elevación del ser y del espíritu, pura y llena de vida, estimula el despegue. Así es como Mathilde Laurent ha concebido y desarrollado el eau de toilette para hombre L’ENVOL DE CARTIER

Un acelerador de partículas en suspensión reactivadas con notas hespérides, una nube de energía vaporosa y liberadora. Todas las barreras se desvanecen por obra del magnetismo de un líquido ligero ionizado de frescor con una fuerza espectacular.
Vertiginoso, el eau de toilette L’ENVOL DE CARTIER rompe las cadenas de la gravedad. Una ascensión instantánea regenerada por la savia de madera de guayacán. El impacto es casi incorpóreo, iluminado por notas de hidromiel con virtudes protectoras, como una poción divina.

Una dosis de vida encapsulada en el frasco de vidrio del eau de toilette L’ENVOL DE CARTIER. Con un diseño trabajado, se inscribe en la tradición estilística y creativa de Cartier con un tapón motivo “guilloché” que evoca la huella victoriosa de uno de los grandes mitos de la Maison, el aviador SantosDumont. Al igual que él, el eau de toilette L’Envol de Cartier revela la libertad que duerme en cada uno de nosotros.

Nuevo: Eau de toilette L’Envol de Cartier Vaporizador 80 ml Disponible también en 50 ml recargable
Eau de parfum L’Envol de Cartier 100 ml Disponible también en 80 ml y en 50 m